EL LLANO VENEZOLANO

El llano venezolano es una de las regiones más extensas del país, ocupa el segundo lugar después de la región de Guayana, con una superficie aproximada de 300.000Km2. Es un hermoso paisaje que comienza en el estado Delta Amacuro, en su parte oriental y termina en el estado Apure en su parte más occidental, pasando por los estados: Monagas, Anzoátegui, Guárico, Cojedes, Portuguesa y Barinas.

Este relieve no termina en nuestro país, continúa en la hermana república de Colombia a través del Casanare, del Meta y del Guaviare colombianos, hasta confundirse con la selva ecuatorial de ese país.

Es interesante observar en el mapa que el llano venezolano es una franja que separa la Guayana del tramo central y oriental de la cordillera de la Costa. Al sureste de esa llanura, el río Orinoco se presenta bordeando y limitando la región guayanesa y poniendo fin a esa inmensa cuenca sedimentaria, cuyo límite sureño lo completan los ríos Meta y Arauca.

Esa inmensa llanura, originalmente era un brazo de mar que se formó a partir del levantamiento de las orografías limítrofes, de allí que su edad se ubique desde finales de la era geológica terciaria y comienzos de la cuaternaria, y que su constitución sea de tipo sedimentario. Todavía continúa su proceso de formación; es decir, el río Orinoco al depositar en su Delta la enorme cantidad de sedimentos que arrastra, origina que el territorio continental avance lentamente hacia el interior del océano Atlántico.

La altitud del relieve llanero presenta como característica que desciende de norte a sur en dirección a los meridianos; es decir, desde las estribaciones del tramo central y oriental de la cordillera de la Costa hasta el río Orinoco; y de oeste a este, en dirección a los paralelos, desde las estribaciones de la cordillera de Mérida hasta el mismo río Orinoco. La pendiente mencionada da lugar a la clasificación de los llanos, en altos y bajos, separados por la curva de nivel de los 100 metros de altitud. También se suele clasificar a la región llanera, según su localización, en llanos occidentales, llanos centrales y llanos orientales.

La horizontalidad del llano no es homogénea, ésta es interrumpida en los llanos altos, por el arco orográfico de El Baúl, en el estado Cojedes; las Galeras o colinas alargadas y paralelas al norte de Guárico; y la depresión de Unare y las Mesetas, en los estados Anzoátegui y Monagas; y en los llanos bajos, por los bancos, médanos, bajíos, esteros, ríos, bosques de galerías, matas y morichales, accidentes que integrados en un todo le dan una gran belleza y majestad al relieve llanero, donde el caminante nunca llega a alcanzar el horizonte. La llanura Deltaica o Delta del Orinoco, se nos presenta como una prolongación de los llanos bajos de Monagas.

LA SABANA, ASIENTO DE LA GANADERÍA EXTENSIVA DEL LLANO VENEZOLANO. La sabana, ocupa la mayor extensión del llano venezolano, y es el asiento, por excelencia, de la actividad ganadera. Es en ella donde se practica la ganadería extensiva; es decir, la cría de ganado vacuno en grandes extensiones de tierra.

La sabana, es un tipo de vegetación integrada por variedades de gramíneas que constituyen el alimento natural (pastos) del ganado. Sin embargo, la riqueza alimentaria de algunas de ellas es baja, esto es debido a la pobreza de los suelos. Tal característica, asociada al tipo de ganadería que se practica; es decir, la extensiva o tradicional, hace necesaria la existencia de grandes extensiones de terreno para la alimentación de los rebaños, porque deben pastar libremente. Por eso, la unidad de producción del llano es el hato, que pueden definirse como latifundios; o sea, grandes extensiones de tierra en manos de un propietario.

Otro factor que coadyuva en la existencia del latifundio es la estacionalidad de lluviosidad y sequía, la cual reduce el aprovechamiento de los pastos, en virtud de que los mejores pastizales se hallan localizados en los bajíos y esteros, que son cubiertos por las aguas durante la estación lluviosa.

En consecuencia, el hato, como unidad de producción del llano está asociado a la sabana, y su productividad deriva de las características de los pastizales, y éstas a su vez dependen de la riqueza de los suelos y de la estacionalidad de lluviosidad y sequía. Por otro lado, asociado al hato, conseguimos el conuco, especie de minifundio. Es también una unidad agrícola destinada al cultivo de los productos propios de la región como el frijol, la caraota, el quinchoncho, la yuca, el maíz, el topocho,… Su producción es de subsistencia, porque la misma se destina al consumo del propio conuquero y su familia y al personal que trabaja en el hato. En estos casos, el conuco está asentado en terrenos del hato y el conuquero es también trabajador del mismo.

EL BOSQUE DE GALERÍA, LOS MORICHALES Y LAS MATAS, BELLEZAS NATURALES DEL LLANO. El llanero establece diferencias entre sabanas y montes, éste último lo integran los bosques de galerías, denominados así porque se localizan a orillas de los ríos, y las matas que aparecen como manchas en las partes más altas de la sabana. Otra formación vegetal distinta a la sabana son los morichales, propios de los llanos bajos y de las áreas pantanosas.

Los suelos que sirven de asiento a los bosques de galerías y a las matas son los utilizadas por los campesinos llaneros para la ubicación y explotación de sus conucos, en virtud de que son los mejores para la agricultura por que acumulan mayor cantidad de materia orgánica, son más resistentes a la erosión de las lluvias y de los vientos y no se inundan fácilmente.

Los suelos llaneros, en general, son pobres, sin embargo, trabajándolos técnica y mecánicamente y abanándolos, pueden dar excelente rendimiento agrícola.

Las principales especies de árboles son: samán, caro, masaguaro, guarataro, dividive, mora, ceiba, caujaro, guásimo, jobo, caruto, el mapurite, el manirito,… Abundan árboles frutales como: mango, mamón, merecure, algarrobo,…

Los morichales, son formaciones propias de las áreas más bajas de los llanos de naturaleza pantanosa, de allí que se localizan en los límites con el río Orinoco, vale decir, al oriente del estado Apure; y al sur de los estados Guárico, Anzoátegui y Monagas.

Las matas, son formaciones boscosas que se observan como pequeños puntos en la inmensidad de la sabana, constituyen un refugio para la fauna llanera, allí se guarecen de la inclemencia del sol durante la estación de sequía, y de las inundaciones durante la estación de lluviosidad, esto, porque se desarrollan en las partes más altas de la llanura.

LOS BAJÍOS, ESTEROS, BANCOS Y MÉDANOS TIENEN SU IMPORTANCIA. Constituyen las áreas de los llanos bajos de mayor aprovechamiento para la ganadería extensiva destinada a la producción de carne, porque es en los bajíos y esteros donde pasta el ganado durante la estación de sequía, en virtud de que estas áreas conservan el agua hasta bien avanzada la estación señalada, vale decir, meses de marzo o abril; sin embargo, a la vez, son estas zonas la primeras que se inundan al comenzar la estación lluviosa.

En cambio los bancos y médanos, son las áreas más elevadas de los llanos bajos, por esto, no se inundan durante el período de lluviosidad, convirtiéndose en lugares de refugio para el ganado, el cual, a partir de allí se procura su alimentación durante el período señalado.

Las características señaladas, originan una ganadería trashumante. Durante la época de sequía y comienzo de la lluvia los rebaños ocupan los bajíos y esteros, y durante la época de lluvia o período de las inundaciones ocupan los bancos y médanos.

Además, los accidentes citados, no solamente son zonas de pastoreo, sino que también constituyen verdaderos reservorios de agua y de concentración de una gran variedad de fauna, como: aves, peces, reptiles, quelonios, felinos y otras especies.

LOS RÍOS LLANEROS, SON FUENTES IMPORTANTE DE RECURSOS. Todos los ríos del llano venezolano, con pocas excepciones, forman parte de la cuenca hidrográfica del río Orinoco, ellos nacen en el propio llano, como por ejemplo el Cinaruco, el Capanaparo, el Cunaviche, el Matiyure, el Zuata, el Mapire, el Tigre,…; otros nacen en la estribación oriental de la cordillera de Mérida, como el Santo Domingo, el Portuguesa, el Masparro,… y finalmente, algunos nacen en las estribaciones sur de los tramos central y oriental de la cordillera de la Costa, como por ejemplo el Cojedes, el Guárico,… Tienen orientación oeste-este y norte-sur; cuyas características más relevantes son: la regularidad de su cauce, la estacionalidad de su caudal y la presencia de numerosos meandros.

Los ríos llaneros tienen una influencia directa en la distribución de la población y en el desarrollo de las actividades agropecuarias. Además, contienen una importante riqueza pesquera que es aprovechada por el habitante de la región, para su alimentación y para la comercialización.

Algunos de ellos son utilizados como vía de comunicación, por ejemplo el Meta, el Arauca, el Apure, el Portuguesa,… y otros han permitido la construcción, en su cauce, de importantes embalses de agua como: Masparro, Tucupido, Las Majaguas, Calabozo, Camatagua, Tiznado, Pao, Tamanaco,…

COSTUMBRES Y TRADICIONES DE LOS ESTADOS LLANEROS. Los estados llaneros, son siete, de este a oeste reciben los nombres de: Apure, Barinas, Portuguesa, Cojedes, Guárico, Anzoátegui y Monagas. Además, se considera dentro de esta región a la llanura Deltaica que ocupa todo el territorio del estado Delta Amacuro. Presentan como particularidad, que todos ellos, con excepción de Delta Amacuro, tienen pequeñas partes montañosas.

Para la explotación del turismo, el paisaje llanero es la principal atracción de esta región, destacan por su majestuosidad y belleza los ríos, sabanas, esteros, selvas, orografías, mesetas, embalses y cultivos, como por ejemplo: el río Apure y el Arauca, las sabanas del Capanaparo, los esteros de Camaguán; las selvas de San Camilo y de Ticoporo, el arco orográfico del Baúl; las mesetas de Anzoátegui y Monagas; los embalses de Calabozo, las Majaguas, Tiznados; los cultivos de arroz, maíz, sorgo, ajonjolí,… los caños del Delta del Orinoco; y la abundante y heterogénea fauna. Existen hatos que son verdaderas reservas faunística del país y de la humanidad, como el hato El Piñero y el hato El Frío. Además, en muchas ciudades y pueblos son atracciones algunas construcciones e iglesias coloniales.

Las costumbres y tradiciones llaneras, constituyen una gran riqueza cultural, podemos mencionar como ejemplo de las expresiones musicales, el joropo llanero, baile típico de la región, interpretado con arpa, cuatro, maraca y canto. En algunos lugares, se sustituye el arpa por la bandola; se subdivide en golpes y pasajes, mediante éstos el llanero le canta al llano y sus costumbres, al heroísmo, al amor,… El joropo, con algunas variaciones se ha extendido por toda Venezuela, existe el joropo central y el oriental

Las fiestas patronales representan las mayores celebraciones de los pueblos llaneros, es la adoración a sus Santos Patronos. Destaca por ejemplo, la Semana Santa en Achaguas, que tiene como tema central la adoración al Nazareno, patrón de los llaneros apureños, imagen donada a esta población por el General José Antonio Páez; la fiesta de la Virgen del Valle en Anaco (Anzoátegui); la fiesta de Nuestra Señora del Pilar en Barinas; la Feria de San Carlos de Borromeo en San Carlos (Cojedes); la fiesta de la Virgen de la Candelaria en Valle de la Pascua (Guárico); la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en Maturín (Monagas) y la fiesta de la Virgen de Coromoto en Guanare (Portuguesa).

Son también importantes atracciones las ferias agropecuarias, como la de San Fernando de Apure, la de Barinas, la de Calabozo,… Los toros coleados y las riñas de gallos son partes de estas celebraciones, el primero es el deporte llanero por excelencia, es además, el deporte nacional.

Los platos de la cocina llanera representan una parte importante de las tradiciones y de la riqueza cultural de estos pueblos, los grandes platos son: el pisillo de carne de Chigüire o de venado, el palo a pique (plato preparado en base a frijoles), la carne asada o carne en vara (la carne se ensarta en varas y luego se asa a fuego lento, en un fogón de leña), el queso de mano y el queso duro; pero además, se elaboran otros platos como la hallaca y el sancocho de res, y dulces como el de leche, el de lechosa y el arroz con leche: También se consume el maíz en todas sus formas: cahapas, arepas, hallaquitas y bollos; y la yuca sancochada o el casabe elaborado.

Históricamente, la región llanera fue escenario durante la guerra de independencia, de duras batallas militares entre realistas y patriotas, allí surgieron y se consolidaron los dos primeros grandes caudillos populares de nuestra historia: José Tomás Boves en 1814 (partidario de la causa realistas) y José Antonio Páez en 1816 (partidario de la causa patriota). Batallas militares como: Niquitao, San Carlos, Taguanes, Urica, Mata de la Miel, El Yagual, Las Flecheras, Queseras del Medio, Calabozo, el Juncal, los Alacranes,… se produjeron el territorio llanero, son lugares que hoy mostramos como evidencia del sacrificio de muchos hombres que maceraron con su vida la libertad de Venezuela. A partir de la liberación del llano venezolano, nuestros libertadores planificaron y ejecutaron la libertad de Nueva Granada y de Venezuela.

El medio ambiente geográfico llanero, también ha sido escenario para que grandes novelistas y poetas venezolanos, dispusieran su espíritu e intelecto y escribieran grandes obras; entre ellos Don Rómulo Gallegos, que escribió su obra maestra Doña Bárbara, la cual tuvo como escenario los llanos de Apure, Canta Claro, que también tuvo como escenario el llano; Miguel Otero Silva, que escribió Casas Muertas, cuyo escenario principal es la población de Ortiz, estado Guárico; los poetas Lazo Martí y Alberto Arvelo Torrealba, muchas de cuyas producciones se dan dentro del contexto llanero

EL LLANO, DOMINIO DE LA POBLACIÓN DISPERSA. El llano está escasamente poblado y su población es dispersa, tal afirmación se evidencia al relacionar superficie-población. La región representa el 35% de la superficie nacional y apenas concentra el 20% de la población del país. Su densidad, según el censo del 2001, era de 15 hab./km2. Sin embargo, cuando analizamos la relación población urbana-población rural, evidenciamos que la población urbana está fuertemente concentrada en las principales ciudades, tales como: Barinas, Guanare, Acarigua, San Carlos, San Fernando, Calabozo, San Juan de los Morros, Valle de la Pascua, El Tigre, Maturín y Tucupita; y la población rural, se localiza a orillas de las carreteras, de los ríos y en las principales áreas agrícolas. Existen muchas parroquias cuyas capitales todavía no alcanzan la categoría de centro urbano (poblaciones con 2500 y más habitantes). En la distribución de la población llanera han influido de manera importante las condiciones del medio ambiente geográfico, la ganadería, la agricultura y la explotación petrolera.

EL LLANO, DOMINIO DE LA AGRICULTURA Y GANADERÍA DE CONTRASTES. La agricultura de los llanos, contrasta entre una agricultura tradicional y una agricultura moderna; es decir, una cuya unidad de producción es el conuco, donde está ausente la tecnología, la mecanización y abono, sólo se usa la tala, la quema, el machete, la pala, la rastra y la chícora; y otra donde la unidad de producción es la finca tecnificada, mecanizada y donde se usa el abono.

La tradicional tiene baja producción y productividad, y la misma se destina al consumo familiar (subsistencia) y el excedente, si lo hay, se intercambia en el comercio local por productos manufacturados; en cambio la moderna, es la agroindustria. Se cultivan para abastecer la demanda de la industria, productos como: maíz, arroz, ajonjolí, tabaco, algodón, maní, sorgo, caña de azúcar,… La primera es propia de los llanos bajos, en cambio la segunda se localiza en los llanos altos centro-occidentales.

La ganadería, también contrasta entre la ganadería extensiva y la ganadería intensiva, en la primera los rebaños pastan libremente, por eso necesitan de grandes extensiones o latifundios, son los denominados hatos, generalmente es ganadería de carne, es la practica tradicional, propia de los llanos bajos; en cambio la segunda se practica en poco espacio; es la moderna, propia de los llanos altos, el pastoreo se lleva a cabo en potreros de pastos artificiales, y algunas veces, cuando es ganadería de leche, el animal se alimenta en establos. El criador llanero ha venido mejorando progresivamente sus rebaños y unidades de producción; es decir, mestiza el animal criollo con otras especies, para obtener mayor peso o más leche, y construye potreros de pastos artificiales, sistemas de riego, reservorios de agua,…

La agricultura y la ganadería, son fuentes primarias para la alimentación de la población, por esta razón es muy importante y necesario el apoyo del Estado a las personas que se dedican a estas actividades económicas, en aspectos como: el financiero, el tecnológico, el mecánico, el legal y el político. Esto se traduce, entre otras cosas, en sistemas de créditos, dotación de tierras, infraestructura (vías de penetración, silos, embalses de agua,…), ayuda técnica, maquinarias, protección legal, diseño de políticas,… Cuestiones como las citadas estimulan, apoyan y protegen al productor del campo.

EL LLANO, TIENE SU RIQUEZA PETROLERA. La riqueza petrolera del llano venezolano está relacionada con el origen y constitución geológica del mismo. Las grandes cuencas sedimentarias siempre albergan en su interior hidrocarburos, porque éstos se forman de la evolución y descomposición de los residuos orgánicos acumulados en el interior de las capas de la litosfera.

El petróleo es un mineral que se considera de origen orgánico; de lo cual se infiere que ha sido la deposición de enormes masas de materia orgánica acumuladas en cuencas, y el largo tiempo que éstas estuvieron cubiertas por las aguas del mar, lo que originó por transformación de aquella materia orgánica inicial, los yacimientos petrolíferos.

En el llano se ubican dos importantes cuencas petroleras: la de Barinas-Apure y la Oriental las cuales concentran un poco más del 50% de la producción de hidrocarburo nacional, como se evidencia en el cuadro que incluimos.

Cuenca Barinas-Apure. Está situada al suroeste de la República, aún permanece en gran parte como una cuenca cuyo potencial petrolífero está por determinarse, aunque se han hecho descubrimientos de gran importancia al comprobarse la existencia de petróleo en cantidades comerciales, limita al noroeste con los Andes venezolanos; al sur-este con el escudo guayanés; al este con el arco del Baúl; y al suroeste con los llanos orientales de Colombia, los cuales constituyen una prolongación de la cuenca. Los campos más importantes de esta cuenca son: Hato Viejo, Maporal, Silván, Páez, Sinco y Silvestre.

Producción nacional y por cuencas. Miles de barriles anuales.

Años.

Barriles (miles).

Cuenca Maracaibo

Cuenca Oriental

Cuenca Apure.

Cuenca

Falcón.

1990

779.982

514.770

229.951

35.260

1

1992

874.812

539.364

296.247

39.201

0

1994

955.352

554.752

359.194

41.406

0

1996

1.088.850

583.801

453.901

50.831

317

1998

1.215.120

594.760

570.932

48.913

515

2000

1.151.436

536.887

573.611

40.563

375

Fuente: PODE.

Cuenca oriental. Ocupa el corredor llanero que, entre la Serranía del Interior de la Cordillera de la Costa y el río Orinoco, se extiende desde el arco del Baúl, al oeste, hasta el Golfo de Paria y el océano Atlántico, al este. Es una cuenca petrolífera muy importante por ser la primera productora. En ella se localiza la llamada Faja petrolífera del Orinoco, de inmenso potencial de hidrocarburos y de una gran significación para el desarrollo futuro de la industria petrolera nacional, ocupa un área aproximada entre 40.000 a 50.000Km2. Los estudios hasta ahora realizados indican que dicha faja posee inmensas reservas, sobre todo de petróleos pesados, y que constituye una de las áreas petroleras potenciales más ricas del mundo. Las reservas se estiman en unos 700.000 millones de barriles, de los cuales podrán extraerse, con la tecnología actual, unos 100.000 millones. Los campos más importantes son: Oficina, Guara, Mata, Elías, Santa Rosa, Nipa, Merey, Leona, Oritupano, Zapatos, Chimire, Budare y Aguasay.

PROF. JOSÉ N. VARGAS PONCE.

Jose.vargasponce@hotmail.com

About these ads

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

4 Respuestas a “EL LLANO VENEZOLANO

  1. me sirve mucho esta investigacion gracias

  2. JUAN

    La economía aparte de compleja puede estar llena de situaciones absurdas e inentendibles como parecería ser el caso venezolano, porq el sólo hecho de contar con más de 300,000 km2 de formidables llanos en su mayor parte con una rica floresta apta para la ganadería, nada explicaría la producción deficitaria en carnes y lácteos q obliga al país a importarlos en grandes cantidades. Hace falta promover desde el gobierno una eficaz política ganadera-extensiva-productiva q genere el autoabastecimiento nacional, aprovechando las bondades de sus amplias, ricas y extensas sabanas y llanuras.

  3. Raimundo Peña

    que bello nuestro llano

  4. ana rocio molina rivera

    megustaria conoserlo es muy im portante pare mi el llano venezolano

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s