BREVES CRONOLOGÍAS SOBRE LA UBICACIÓN DE SIMÓN BOLIVAR EN TIEMPO Y ESPACIO. PARTE IV Prof. José N. Vargas Ponce

Estas crónicas tienen un objetivo básicamente historiográfico. Quiero ofrecer información que alimenten con rigurosidad histórica las conversaciones cotidianas que se hagan en torno a las dimensiones de tiempo y espacio de hechos que tuvieron como protagonista a Simón Bolívar.  En el entendido de que cuando un hecho histórico no se ubica en estos parámetros (tiempo y espacio) o solo dentro de uno de ellos, se saca de contexto, en consecuencia se tuerce su interpretación. En el fondo, estas crónicas son una línea de tiempo de la vida del Libertador.

SIMÓN BOLÍVAR, NUEVAMENTE EN CARTAGENA, DURANTE LOS AÑOS 1814 Y 1815

 Expulsado de Venezuela en septiembre de 1814 por sus propios compañeros y más aún por su tío político, José Félix Ribas, llega a Cartagena el mismo mes y año, luego bajo las órdenes del gobierno neogranadino, presidido por Don Camilo Torres, y con las tropas que el general venezolano Rafael Urdaneta había logrado llevar hasta la Nueva Granada, con quien se reúne en Pamplona, desarrolla de manera exitosa la “Campaña de Cundinamarca”, con la cual libera la ciudad de Bogotá, luego baja por el río Magdalena y llega nuevamente a Cartagena, donde el jefe patriota neogranadino, coronel Manuel Castillo le niega su ayuda para invadir a Venezuela, básicamente, por desavenencias personales. Ante esta circunstancia se ve obligado a embarcarse para  Jamaica, el 8 de mayo y  llega a la isla el 13 de mayo de 1815.

SIMÓN BOLÍVAR, EN KINGSTON-JAMAICA, EN 1815 Y EN HAITI, DURANTE LOS AÑOS 1815 Y 1816

 De la Nueva Granada, bolívar viaja a isla de Jamaica, colonia británica, donde permanece siete meses de mayo a diciembre de 1815, allí se dedica a escribir artículos de prensa con el objetivo de crear una conciencia favorable a la causa de la independencia de Venezuela. Además, escribe su famosa “Carta de Jamaica”, el 6 de septiembre de 1815, es su “contestación de un americano meridional a un caballero de esta isla”,  en ella se lamentaba que Europa y Norteamérica hubiesen permanecidos insensibles ante el movimiento de independencia hispanoamericano, ignorando los beneficios que por ella podrían obtener, busca la internalización de la guerra de independencia de Venezuela. El Libertador se fue a Nueva Granada por un segundo exilio, después se va a la colonia británica de Jamaica en mayo de 1815.

Mientras esto ocurre, una poderosa armada y un ejército aguerrido (10.642 hombres), bajo el mando del Mariscal de Campo español, Pablo Morillo, sale de Cádiz-España con destino a América y desembarcaba en Margarita-Venezuela, tomando la isla en mayo  de 1815, y dándole así a la guerra de independencia un carácter internacional, acabando con la  “guerra civil”.

En Kingston, Bolívar escapa  milagrosamente de una tentativa de asesinato  cuando sus enemigos fueron a la casa donde residía y asesinaron por equivocación a su amigo Félix Amestoy, quien lo esperaba para platicar, reposando en su hamaca, el 10 de diciembre de 1815. En Jamaica permanece Bolívar desde el 13 mayo hasta el 18 de diciembre de 1815, cuando se embarca para la isla de Haití, cuya parte sur es gobernada por su amigo Alejandro Petión; tenía información que la ciudad de Cartagena de Indias había caído en manos de Morillo después de más de cien días de resistencia de Bermúdez, jefe de la plaza y otros oficiales venezolanos y neogranadinos, entre ellos: Montilla, Sucre, Ibarra, Soublette,… quienes habían logrado huir a Los Cayos de San Luis-Haití. Bolívar pasa por Puerto Príncipe y llega a Los Cayos de San Luis, el 31 de diciembre de 1815, iniciando de inmediato los contactos para realizar lo que se denomina primera expedición de Los Cayos.

Con el apoyo del Presidente Petión, negro, que sólo pide a Bolívar reconocimiento social para los negros esclavos de Venezuela y con la ayuda económica y militar del armador curazoleño Almirante Luis Brión, logra organizar un flota respetable;  y después de lograr el reconocimiento de su autoridad por el resto de los oficiales venezolanos (Bolívar mantenía el criterio que era necesario reconocer una autoridad única, pero oficiales como Mariño y Bermúdez se negaban reconocerlo a él como tal) logra partir el 31 de marzo de 1816, de Los Cayos de San Luis y llega al puerto de Juan Griego-Margarita, el 3 de mayo del mismo año.

 Esta isla había sido retomada por el general Diego Bautista Arismendi, solo quedaba un foco realista atrincherado en el Castillo de Santa Rosa-Pampatar. Una Asamblea de Notables, reunidos  en la Villa del Norte, reconoce a Bolívar como jefe supremo y Mariño como sus segundo, el siguiente día el Jefe Supremo anuncia que el “Congreso de Venezuela será nuevamente instalado donde y cuando sea vuestra voluntad”. De Margarita, Bolívar pasa a tierra firme (mayo-junio), Carúpano, donde invita a los esclavos a engrosar las filas patriotas, prometiéndoles la libertad y envía a Mariño hacia Güiria y a Piar hacia Maturín y él se dirige a Ocumare de la Costa, donde proclama la libertad de los esclavos y el cese de la “Guerra a Muerte” por parte de los patriotas, envía a Soublette a los valles de Aragua donde tiene varios enfrentamientos con los realistas y él planeaba  dirigirse hacia los llanos para reunirse con los patriotas que en la región mantenían una “guerra de guerrillas”,  pero informaciones erradas lo obligan a r embarcarse precipitadamente para Bonaire, dejando abandonado los pertrechos ya desembarcados. Llega a Bonaire, el 15 de julio y se reúne con el Almirante Brión, regresa nuevamente al litoral central el 16 del mismo mes, tocan en el puerto de Choroní, pero no poder desembarcar porque estaba ocupado por las fuerzas realistas, luego toca en las playas de Chuao totalmente solitarias, deciden dirigirse hacia Oriente, donde tocan en Güiria, el 18 de agosto, pero es desconocida su autoridad por Mariño y Bermúdez, no teniendo más alternativa que regresar a Haití.

Mientras Bolívar permanece en Haití, tratando de organizar una segunda expedición a Venezuela, oficiales patriotas dispersos por el Oriente, los Llanos y parte del Centro mantiene viva la causa republicana  a través de acciones de “guerra de guerrillas” y confrontaciones mayores, destacan los nombres de José Antonio Páez, Santiago Mariño, Manuel Piar, José Tadeo Monagas, José Francisco Bermúdez, Carlos Soublette, José Antonio Anzoátegui,  José Gregorio Monagas, Pedro Zaraza, Manuel Cedeño, Mac Gregor, Juan Bautista Arismendi,… En este contexto, los mismos que habían desconocido la autoridad de Bolívar deciden invitarlo a que regrese al país, para lograrlo comisionan al Licenciado Francisco Antonio Zea para que vaya a su encuentro y le notifique la decisión. Simón Bolívar que permanece en Haití se embarca para Venezuela, el 18 de diciembre (Puerto de Jacmel) y llega a Margarita el 28 del mismo mes y a Barcelona, el 31 de diciembre de 1816. Comienza el año 1817 con Bolívar nuevamente en Venezuela.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

BREVES CRÓNICAS SOBRE LA UBICACIÓN DE SIMÓN BOLIVAR EN TIEMPO Y ESPACIO. PARTE III. Prof. José N. Vargas Ponce

SIMÓN BOLÍVAR,  EN NUEVA GRANADA Y VENEZUELA, DURANTE LOS AÑOS 1812 Y 1813

                                                                                                                  Prof. José N. Vargas Ponce

Desde Cartagena, Simón Bolívar ofrece sus servicios al gobierno neogranadino y lanza su primer gran documento de naturaleza política, el “Manifiesto de Cartagena”, el 15 de diciembre de 1812, donde expone las causas que determinaran la pérdida de la Primera República de Venezuela, según su criterio. Se propone dos grandes objetivos: “…Libertar a la Nueva Granada de la suerte de Venezuela, y redimir a ésta de la que padece. Acogido sus servicios por gobierno neogranadino, entra en acción a finales de 1812, como Comandante de la población de Barranca, ubicada en la margen izquierda del río Magdalena, libera el bajo Magdalena, después de tomar la población de Tenerife, Plato, Zambrano, Mompós, Guamal, Chiriguaná y Tamalameque. Esta campaña termina con su entrada triunfal a la ciudad de Ocaña, el 7 de enero de 1813.

Posteriormente obtiene, el 28 de febrero de 1813, un triunfo rotundo, en la batalla de Cúcuta contra el jefe realista Ramón Correa,  y una vez que obtiene la autorización del gobierno neogranadino, ocupa el pueblo de San Antonio del Táchira, el 1 de marzo de1813, hecho con el cual inicia su invasión a Venezuela, y finalmente, el 7 de mayo de 1813, inicia su extraordinaria “Campaña Admirable” que culmina con su entrada triunfal a la ciudad de Caracas, el 7 de agosto del mismo año, después de que las fuerzas republicanas habían triunfado en los hechos militares de: Niquitao, Los Horcones y Taguanes y que él hubiese lanzado su discutido “Decreto de Guerra a Muerte”, en Trujillo, el 15 de Junio de 1813. Hubo otros hechos militares, en 1813, también favorables a la causa patriota: Bárbula, Mosquiteros, La Puerta, Araure y Vigirima. Se reestablece el gobierno republicano, con el comienzo de la “Segunda República”, el 7 de agosto de 1813.

SIMÓN BOLÍVAR Y LA GUERRA EN VENEZUELA DE 1814

 Simón Bolívar, opera desde Caracas durante el resto del año 1813 y primera mitad del 1814, hasta el 6 de julio de 1814, día en que se inicia la “emigración a oriente”, hecho en el cual Caracas pierde gran parte de su población. Durante el año de 1814 se desarrolló plenamente la “Guerra Muerte” y surge en los llanos el primer caudillo popular de Venezuela, alineado a la causa realista, José Tomás Boves, hubo numerosas batallas: La Victoria, primera y segunda batalla de la Puerta, San Mateo, Sitio de Valencia, primera batalla de Carabobo, Toma de Valencia, Urica,… El 5 de diciembre de 1814, con la batalla de Urica se pierde definitivamente la “Segunda República”, en esta batalla pierde la vida el español, José Tomás Boves, quien es el comandante del ejército realista. La actuación de Bolívar en Venezuela durante este año, 1814, termina con el desconocimiento de su autoridad y la de Santiago Mariño, su segundo, por los generales José Félix Ribas y Manuel Piar, en el puerto de Carúpano, de donde son expulsados el 6 de septiembre, embarcándose rumbo a Cartagena a donde llegan el 19 del mismo mes y año. José Félix Ribas, participa en la batalla de Urica, donde son derrotados los patriotas, huye hacia las selvas de Tamanaco en el oriente de Guárico, allí es hecho prisionero y luego ajusticiado en la población de Tucupido, el 15 de enero de 1815, degollado, su cabeza es frita en aceite e introducida en una jaula de hierro, enviada a Caracas, donde es exhibida en la salida hacia La Guaira.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

BREVES CRÓNICAS SOBRE LA UBICACIÓN DE SIMÓN BOLIVAR EN TIEMPO Y ESPACIO. PARTE II. Prof. José N. Vargas Ponce

BOLÍVAR, REALIZA DOS VIAJES A EUROPA Y CONTRAE MATRIMONIO,  DURANTE LOS AÑOS 1799 Y 1807

Esta crónica tiene como tiempo, finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX, entre los años 1799 y 1807 y como espacio la Provincia de Venezuela, la Capitanía General de Cuba, el Virreinato de México o Nueva España, Francia y España, la Metrópoli. En enero de 1799, Simón Bolívar viaja a Europa por primera vez, se embarca en La Guaira en el navío San Ildefonso, es también su primera salida al exterior, es un viaje de estudio, hace escala en México y en La Habana. Cuando llega a Madrid- España, cuenta con la ayuda y orientación de sus tíos maternos Esteban y Carlos Palacios y con la rectoría moral e intelectual del sabio Marqués de Ustáriz, estudia lenguas extranjeras, matemática, equitación, historia y danza. Realiza una corta visita a París.  Se enamora de María Teresa del Toro, sobrina del Marqués del Toro, con quien se casa el 26 de mayo de 1802, cuando aún no había cumplido los 19 años. Regresa a Caracas  ese mismo año y, cuando apenas habían transcurrido 8 meses de su matrimonio muere su esposa, el 22 de enero de 1803.

El mismo año en que muere su esposa, en octubre de1803, realiza su segundo viaje a Europa, vive poco tiempo en Madrid porque ya para mayo de 1804 estaba en París. Vive un período de tres años y medio intensamente, alterna el estudio,  la lectura, las actividades sociales y culturales con los viajes de conocimiento por varios países de Europa. En París se encuentra con su antiguo maestro, Simón Rodríguez y con quien viaja a Roma. Conoce a hombres  prestigiosos como: Alejandro de Humboldt y Aimé Bompland, y presenció la coronación de Napoleón Bonaparte. En ese momento Europa atraviesa por una etapa de gran ebullición, social, política e intelectual; aún está reciente la experiencia de la Revolución Francesa, y tienen plena vigencia pensadores como: Rousseau, Montesquieu, Voltaire,…Simón Bolívar, aprende mucho en este segundo viaje. A finales de 1806 decide regresar a Venezuela, sale de Europa, rumbo a los Estados Unidos de Norteamérica y entre los meses de enero y junio de 1807, visita las principales ciudades de esta nueva República y ya para el mes junio del mismo año se encuentra nuevamente en Caracas.

SIMÓN BOLÍVAR, TIENE UNA INTENSA ACTIVIDAD POLÍTICA Y MILITAR, DURANTE 1807 Y 1812

Durante el período 1807-1809, alterna la atención de sus propiedades con actividades que podrían calificarse como políticas-conspirativas las cuales estaban encaminadas a obtener la  independencia política de Venezuela. Cuando se produjeron los hechos del 19 de abril de 1810, se hallaba confinado en los valles del Tuy, desde 1808, debido a la naturaleza de sus  actividades. Luego de los hechos del 19 de abril de 1810, participa activamente en la “Sociedad Patriótica”. Además la Junta Suprema de Caracas, lo comisiona junto  con Luis López Méndez y Andrés Bello ante el gobierno del reino de Bran Bretaña (Londres), para que informaran sobre la nueva situación política de Venezuela y buscaran su apoyo; en esta misión diplomática el gobierno de Venezuela actúa por primera vez de manera independiente.  En este viaje hace contacto personal por primera vez con Francisco de Miranda, precursor de la independencia de Venezuela. Es la tercera  y última visita que hace Bolívar a Europa, regresa de su misión a finales del mismo año.

 A mediados de 1811, se incorpora como oficial al ejército patriota bajo las órdenes del general Francisco de Miranda. Se encontraba en Caracas cuando ocurre el terremoto el 26 de marzo de 1812 y cuando el realista, capitán Domingo Monteverde, invade a Venezuela por Coro, con el grado de coronel es designado por Miranda, Comandante Militar y Político de la importante plaza de Puerto Cabello, por su ubicación y porque allí se encontraba almacenaba la mayor parte del parque bélico de los patriotas,  la cual pierde, entre otras cosas por la traición de uno de sus subalternos, Francisco Vinoni. El generalísimo Francisco al conocer la pérdida exclamó: “Venezuela está herida en el corazón”.

 Después de la firma de Capitulación de San Mateo entre el general Francisco de Miranda y capitán Domingo Monteverde, el 25 de julio de 1812, con la cual se perdía la “Primera República” la cual produce una terrible confusión dentro de los partidarios de la causa republicana, participa como protagonista principal en el apresamiento de Francisco de Miranda, el 30 de julio de 1812. Poco después, el 27 de agosto del mismo año, sale por La guaira rumbo a Curazao, de donde pasa a las Cartagena de Indias-Nueva Granada.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

BREVES CRONOLOGÍAS SOBRE LA UBICACIÓN DE SIMÓN BOLIVAR EN TIEMPO Y ESPACIO Parte 1

Estas crónicas tienen un objetivo básicamente historiográfico. Quiero ofrecer información que alimenten con rigurosidad histórica las conversaciones cotidianas que se hagan en torno a las dimensiones de tiempo y espacio de hechos que tuvieron como protagonista a Simón Bolívar. En el entendido de que cuando un hecho histórico no se ubica en estos parámetros (tiempo y espacio) o solo dentro de uno de ellos, se saca de contexto, en consecuencia se tuerce su interpretación. En el fondo, estas crónicas son una línea de tiempo de la vida del Libertador.

SIMÓN BOLÍVAR, NIÑEZ Y COMIENZO DE SU ADOLESCENCIA, DURANTE LOS AÑOS 1783 Y 1799

Esta crónica tiene como tiempo, finales del siglos XVIII, entre los años 1783 y 1799 y como espacio la colonial ciudad de Caracas. Simón Bolívar nace, el 24 de julio de 1783, cuando Caracas tenía unos 45 mil habitantes. Al nacer recibe de una amiga de su madre, cuidados maternales, es doña Inés Manceba de Miyares quien lo amamante durante algunos días. Luego, la negra Hipólita, su madre de pecho le atiende con gran dedicación todos sus caprichos, por eso Simón Bolívar durante toda su vida le profesará un explicable cariño. En ese tiempo reinaba en España Carlos III y desde 1777 las provincias venezolanas habían sido agregadas a una nueva organización, denominada Capitanía General de Venezuela, que se prolongó hasta la declaración de Independencia, el 5 de julio de 1811. A los tres años, Simón Bolívar, pierde a su padre, Don Juan Vicente Bolívar y Ponte, de 60 años; a los nueve, muere su madre, Doña Concepción Palacios y Blanco, de 32 años; y a los 10 años pierde a su abuelo materno y primer tutor, don Feliciano Palacios Sojo. En este contexto es obvio que Bolívar tuvo una infancia sin mayor afecto familiar, pues quedó huérfano antes de los diez años. Estos hechos y otros que le ocurrieron posteriormente contribuyeron indudablemente a macerar su recia personalidad; veamos cuales: quedó viudo a los veinte, perdió a su hermano en un naufragio, en 1810, y cuando inició sus incursiones en la guerra de independencia siendo jefe de la Plaza de Puerto Cabello durante la Primera República, la pierde; después de su famosa Campaña Admirable, en 1813 con la cual restablece el gobierno republicano, es derrotado por el realista José Tomás Boves, en 1814; vio perecer a gran parte de la población de su amada Caracas en la emigración a Oriente, en 1814; fue exiliado político en Nueva Granada, Jamaica y Haití, y no pudo reconquistar a su ciudad natal entre 1814 y 1821. Todos estos hechos, indudablemente contribuyeron a macerar su recia personalidad. Los primeros años de su vida, niñez y comienzo de la adolescencia, 1783-1797 (14 años), los vivió en su ciudad natal, Caracas, seguramente su estadía en Caracas la alternaba con frecuentes visitas a las haciendas familiares ubicadas en los valles de Aragua, del Tuy y Barlovento. A los 14 años ingresa a la Batallón de Milicias de Blanco de los valles de Aragua, de donde egresa en 1799, con el grado de Subteniente y con 15 años de edad; permaneció en esta localidad durante un lapso de 2 años (1797-1799). Era un adolescente en pleno proceso de formación intelectual y profesional y de desarrollo biológico y mental. Sin embargo, debe haber conocido muy de cerca las “Tentativas de Gual y España” de 1797, y la consecuente cruel pena de muerte de este último. Había vivido hechos muy dolorosos para cualquier ser humano como la muerte de su padre y de su madre.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

EL ARCHIVO PERSONAL DEL LIBERTADOR DATA DEL 1813

 

                                                                  PROF. JOSÉ N. VARGAS PONCE

El Archivo Personal del Libertador data del 1813, cuando Simón Bolívar, aún en sus tiempos de brigadier, comenzó a acopiar y clasificar la correspondencia que recibía, junto a borradores de cartas enviadas.

Bolívar viajaba a todas partes con su archivo como un objeto precioso e invalorable. Los edecanes del prócer, luego de su muerte, se dieron a la tarea de continuar la recopilación de los documentos bolivarianos. Esta documentación es el testimonio directo de la vida y gesta del Libertador y de parte de la historia de las repúblicas que libertó, además de ser un conjunto excepcional de fuentes para el estudio de la historia social y de las ideas revolucionarias del siglo XIX; el archivo contempla: Daniel Florencio O’Leary: 54 tomos. Archivo Nacional y otras fuentes: 46 tomos. Don Juan de Francisco Martín: 65 tomos. Juan Bautista Pérez Soto: 43 tomos. Donación París del Gallego: 37 tomos. Archivo de Sucre: 17 tomos. Archivo de Revenga: 18 tomos.

Los 280 tomos del Archivo del Libertador están custodiados desde 1.999 por la Academia Nacional de la Historia de Venezuela, institución que ha iniciado labores de rescate y conservación de la totalidad de la documentación contenida en ellos. Debido a la trascendencia de la figura de Simón Bolívar para la historia universal y a la importancia que el Archivo del Libertador reviste para su estudio, en 1.997 la UNESCO decidió incluirlo como parte de su programa Memoria del Mundo.

Muchas de las Cartas en poder de los coleccionistas privados, proceden de ese Archivo Personal que siempre acompañó al Libertador, y que recopiló en 10 baúles que quedaron en custodia del Señor Juan Bautista Pavageau, cuando el destino de Bolívar ya estaba escrito en Santa Marta donde moriría meses después… Muchas de esas cartas que se exhiben en subasta pública, constituyen un sacrilegio a la memoria de Bolívar, puesto que el Libertador ordenó destruirlas, según lo señala la cláusula 9º de su testamento: “Ordeno, que los papeles que se hallan en poder del Sr. Pavageau, se quemen”. Fuente. Jorge Mier Hoffman.

Prof. José N. Vargas Ponce

Correo electrónico: Jose.vargasponce@gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ALIANZAS DE LA FAMILIA BOLÍVAR CON OTRAS FAMILIAS DE LA COLONIA

 

                                                             PROF. JOSÉ N. VARGAS PONCE

Desde la llegada del primer Bolívar a la Provincia de Venezuela hasta la generación del Libertador, habían transcurrido seis generaciones, durante las cuales hubo matrimonios con los principales apellidos de conquistadores y colonizadores, veamos los troncos iniciales de cada generación.

Simón de Bolívar (el Viejo), llegó a la Española, en 1558, allí vivió 30 años y contrajo matrimonio, en 1568, con Ana Hernández de Castro, de cuya unión nació Simón de Bolívar Hernández, con él viajó, ya viudo, a Tierra Firme, en 1588, y acompañando al nuevo Gobernador designado Diego de Osorio. En la Provincia de Venezuela llegó a ejercer los cargos de Procurador General ante la Corte y Primer Regidor Perpetuo de Caracas. En 1590, fue enviado a España en su condición de Procurador General, por el gobernador Diego de Osorio, a fin de hacer gestiones y peticiones ante la Corona. Regresó en 1592, con algunos logros, como: autorización para la fundación de un Seminario, el cual sería génesis de la futura Universidad de Caracas, cesión de un Escudo de Armas para la ciudad de Caracas; supresión del trabajo forzado para los indios y autorización para la compra de tres mil esclavos en África. Estos logros aumentaron su prestigio en la sociedad colonial caraqueña y en 1593, obtuvo el cargo de Contador General de la Real Hacienda. Simón de Bolívar fue conocido como el “Procurador” y el “Vizcaíno”, murió en 1612, ya senil, se había casado tres veces.

Simón de Bolívar Hernández (el Mozo), después de enviudar se convierte en clérigo, es el primer Bolívar que obtiene una encomienda, la de los indios quiriquires de San Mateo en los Valles de Aragua, además fue Contador de la Real Hacienda. De su matrimonio con Doña Beatriz Rojas, nace Antonio de Bolívar Rojas, el 07 de marzo de 1596.

Antonio de Bolívar Rojas, sigue la carrera de las armas y obtiene el grado de Capitán. Fue Alcalde de la Hermandad de Caracas y Corregidor y Justicia Mayor de los Valles de Aragua, su madre era hija del Capitán Alonso Díaz Moreno, quien había sido Alcalde de Borburata y fundador de Valencia.

Luis de Bolívar y Rebolledo, es hijo de Don Antonio de Bolívar y Rojas y Doña Leonor de Rebolledo, nace el 22 de febrero de 1629. Obtuvo el grado de Capitán de Infantería. Fue Alcalde de Caracas, Corregidor y Justicia Mayor de los Valles de Aragua. Contribuyó económicamente con la fortificación del Puerto de La Guaira y combatió el contrabando de ingleses, franceses y holandeses. Se casó con Doña María Villegas y Ladrón de Guevara, de cuya unión nace Juan de Bolívar y Villegas. Además, con este matrimonio la familia Bolívar se enlaza con los Villegas, familia de Conquistadores, uno de ellos, Juan de Villegas había sido fundador de Barquisimeto y Capitán general de Venezuela.

Juan de Bolívar y Villegas, tiene mayor figuración que su padre y sus abuelos. Fundó el pueblo de San Luis de Cura (Villa de Cura), en 1690, en tierras de su propiedad. Fue dos veces Gobernador encargado de la Provincia de Venezuela, dos veces Alcalde de Caracas y Justicia Mayor de los Valles de Aragua. Defendió el Puerto de La Guaira de piratas y contrabandistas y obtuvo para su hijo el derecho a ejercer con carácter vitalicio la jurisdicción civil y criminal de Villa de Cura. Se casó en segundas nupcias con Doña Petronila de Ponte, heredera de las Minas de Aroa y del Señorío del mismo nombre, de esa unión nació Juan Vicente Bolívar y Ponte, padre del Libertador. Estas minas y Señorío habían sido concedidas por el Rey a su abuelo, Francisco María de Narváez, en 1663. Este matrimonio emparentó a los Bolívar con los Ponte.

Juan Vicente Bolívar y Ponte, defendió a La Guaira de la escuadra británica del Almirante Knowles, en 1743, Fue también, Contador de la Real Hacienda, Procurador de Caracas, Coronel de las Milicias de Aragua y padre se Simón Bolívar, el Libertador. Casó con Doña María de la Concepción Palacios y Blanco, familia aristocrática de Caracas, de buena educación y gustos refinados, con lo cual la familia Bolívar incrementa su linaje y riqueza. De este matrimonio nacieron cuatro hijos: María Antonio, Juana, Juan Vicente y Simón. Como se evidencia Simón Bolívar, cuenta entre sus ascendientes: Conquistadores, Gobernadores y Capitanes Generales, fundadores de pueblos, defensores de la Provincia, contra indios, piratas, contrabandistas e invasores.

                                                                      Prof. José N. Vargas Ponce

                                                        Correo electrónico: Jose.vargasponce@gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

RELATOS, MITOS Y LEYENDAS MOTIVARON LOS VIAJES DE EXPLORACIÓN GEOGRÁFICA

 

                                                                  PROF. JOSÉ N. VARGAS PONCE

El poco conocimiento del mundo originó misterios y fantasías que dieron lugar a leyendas y mitos. Antes del primer viaje de Colón, las noticias de la existencia de tierras al otro lado del Atlántico se confundían con testimonios legendarios y míticos, fabulosos, por la tanto de muy débil validez. Esas leyendas y mitos influyeron en la mentalidad de las personas de la sociedad de entonces, y concretamente en los navegantes que se aventuraban en viajes hacia lo desconocido. La gente estaba dominada por creencias erróneas. Pero lo misterioso, lo fantástico siempre han incitado y atraído al hombre de todas las épocas. Han excitado su curiosidad, el deseo de saber si lo que se cuenta es verdad. Esa curiosidad que lo hace correr riesgos, vencer peligros, para descubrir y conocer. Esa curiosidad ha sido el motor de los grandes hallazgos del progreso humano. Fue la motivación para la realización de los viajes de exploración de nuevas tierras.

El verde mar tenebroso era uno de esas fábulas. En esos tiempos se tenía la falsa creencia de que las aguas del Atlántico no podían navegarse. Se hablaba del verde mar tenebroso. Se creía que si un barco se alejaba demasiado de la costa, se lo tragaría un abismo en medio del mar. También temían que el mar tropical estuviera hirviendo, o que el sol tropical los achicharrara.

Las islas fantásticas del océano, era una leyenda difundida en la época. Entre esas islas imaginarias estaban Antilia y San Brandan, refugio de un santo eremita así llamado. Se hablaba de las inmensas riquezas que podrían existir en ellas: oro, plata, cofres repletos de prendas valiosas. La isla de Antilia aparecía en los “portulanos”, nombre que recibían los mapas elaborados en esos tiempos. Esos mapas fueron muy útiles a la orientación de las rutas de los navegantes. De Antilia viene el nombre del mar de las Antillas.

El pájaro Rock y el pulpo Kraken. Estos mitos despertaban igualmente la curiosidad, a pesar de ser el terror de los navegantes. Esa curiosidad los conducía a efectuar a aventuras peligrosas. Deseaban explorar, para averiguar si esos misterios eran verdad o fantasía. El pájaro Rock o pájaro Roca, era imaginado como un ave gigantesca que vivía sumergida en medio del mar, donde atacaba a los barcos y mataba a los marineros para comérselos. El pulpo Kraken era visto como un monstruo colosal, que no tenía rival en el mar, de tentáculos largos, gruesos y poderosos. Se cría que hundía los barcos para alimentarse con su tripulación.

                                                                       Prof. José N. Vargas Ponce

                                                Correo electrónico: Jose.vargasponce@gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized