VACACIONES, TURISMO INTERNO Y APRENDIZAJE.

 

Prof. José N. Vargas Ponce

Cuando hablamos de vacaciones podemos llegar a conclusiones muy interesantes, como: 1°) Después de una larga y agotadora jornada de estudio o de trabajo, son necesarias. 2°) Son una magnífica oportunidad para disfrutar en familia, y para el descanso y la recreación. 3°) Las vacaciones escolares marcan pautas para las vacaciones del resto de los integrantes del grupo familiar. Generalmente son aprovechadas para hacer turismo nacional e internacional. 4°) Es muy importante la programación de las vacaciones para aprovechar al máximo el tiempo libre, parte de esa programación debe incluir la elaboración de una lista de las cosas a realizar. 5°) Cuando se hace turismo se puede aprender mucho sobre aspectos geográficos, históricos, culturales, etc. Por eso se debe agudizar la observación y curiosidad.

Las vacaciones, es una oportunidad para hacer turismo y el turismo involucra la participación laboral de muchas personas, es una actividad que dinamiza la economía del país donde se realiza, porque el turista demanda: alimentación, transporte, alojamiento y comunicación y otros servicios en instalaciones recreativas, comerciales y financieras. El turista generalmente tiene dinero para gastar. Nadie hace turismo para pasar calamidades. Además, los paquetes turísticos representan un menor desembolso monetario.

La actividad turística se ha convertido en una verdadera industria, estimulada, promocionada y protegida por los Estados. Cuando se realiza dentro un mismo país, se llama turismo nacional y cuando se desarrolla entre países diferentes se llama turismo internacional. Las opciones que atraen al turista son diversas: bellezas naturales; centros recreacionales de playa y de montaña; sitios históricos; grandes ciudades con atracciones comerciales, artísticas y culturales.

En Venezuela, contamos con excelentes opciones para hacer turismo: bellezas naturales, parques nacionales, buenas playas, una importante red vial, buenos aeropuertos, hoteles, posadas y campamentos recreacionales, importantes centros urbanos, sitios históricos, un rico folklore y artesanía, una variada gastronomía y un pueblo hospitalario y abierto al visitante.

Las costas marítimas de Venezuela, ofrecen grandes opciones para el turismo de playa, muchos de los balnearios tienen playas que son como piscinas naturales. Si hacemos un recorrido de oeste a este, podríamos citar tres bellezas: el parque nacional morrocoy en el occidente, las playas de las bahías de Turiamo, Cata, Cuyagua y Puerto Maya, en el centro-norte y el parque Mochima en el oriente. Existen muchas más y con condiciones diversas, para que el vacacionista escoja.

El Parque Nacional Morrocoy, se localiza al oriente del estado Falcón. Alberga una fauna y flora sorprendente. Todo el parque es un complejo formado por playas, cayos, formaciones coralinas, manglares y albuferas, sus aguas son tranquilas y cristalinas, comparables con las mejores del Caribe, donde pueden practicarse deportes acuáticos y realizarse paseos en lanchas. Además, tiene un refugio de fauna: “Cuare”. Al Parque se accede fácilmente por vía terrestre, carretera nacional Morón-Coro.

Las playas de las bahías de Turiamo, Cata, Cuyagua y Puerto Maya, pertenecen al litoral del estado Aragua muchas de ellas son ensenadas naturales de gran belleza: arena fina, aguas cristalinas y tranquilas y abundancia de cocoteros. Hay playas urbanas, como: Cata, El Playón, Choroní, Puerto Maya y solitarias, carentes de servicios, como: Catica, Cuyagua, Ciénaga de Ocumare. A estas playas se accede desde Maracay, por las carreteras Maracay-Ocumare de la Costa y Maracay-Choroní.

El Parque Mochima, tiene una superficie de 94.935 has, la cual se distribuye en 42% de tierra continental, 6% de tierra insular y 52% de superficie marítima, ocupa parte del litoral de los estados Sucre y Anzoátegui, desde Barcelona-Puerto La Cruz hasta Cumaná. En este parque se ubican numerosos golfos, bahías, ensenadas, penínsulas y cayos, cuenta con playas excelentes, pero del conjunto destacan: Playa Arapito y Playa Colorada.

Además, no debemos dejar de mencionar a Nueva Esparta, estado insular y Puerto Libre, integrado por las islas de Margarita, Coche y Cubagua; y Los Roques, archipiélago que forma parte de las Dependencias Federales.

Margarita, cuenta con una excelente red vial, con Puerto y Aeropuerto Internacional, con buena infraestructura hotelera y con excelentes playas y ofertas gastronómicas, recreativas y comerciales. Abundan los monumentos históricos y son particularmente atractivos los atardeceres de la Bahía de Juan Griego.

Los Roques, es un archipiélago integrado por 42 cayos, tiene una superficie de 221.120 has y está localizado al norte del estado Vargas a 166 Km. del litoral. El Gran Roque, es su isla principal. Es el único atolón coralino de la América del sur, el agua de sus playas es cristalina, son poco profundas y la arena es blanca. En ella habitan: aves, camarones, corales, esponjas, cangrejos, langostas, tortugas y peces. Tiene buenas posadas y un pequeño aeropuerto.

La Sierra Nevada de Mérida, ocupa parte de los estados Mérida y Barinas. Las cosas de este Parque Nacional que más atraen al turista son: los altos picos, por ejemplo el Pico Bolívar (5.007m), es el más alto de Venezuela y el Pico Humboldt (4.942m); las nieves perpetuas ubicadas en la cima de los picos; la variedad climática, representada por los pisos de temperatura; las numerosas lagunas de origen glaciar; la gran variedad de fauna y flora; el teleférico de Mérida; las zonas cultivadas en los valles y terrazas fluviales y la belleza de las ciudades y pueblos.

El Parque Nacional Dinira, tiene una superficie de 45.328 has. Protege las cabeceras del río Tocuyo y ocupa parte de los estados: Lara, Trujillo y Portuguesa. Es uno de los muchos sitios del estado que puede ser visitado, se forma por la confluencia de cuatro valles, en él pueden observarse lagunas de origen glaciar, cascadas como, El Vino y Humocaro, terrazas que se utilizan para la agricultura y una vegetación heterogénea, donde predomina el bosque, la sabana y el páramo.

Henri Pittier, primer Parque Nacional creado en el país. Fue creado originalmente en 1937, con el nombre de Rancho Grande y rebautizado en 1953, con el nombre de Henri Pittier, ocupa parte de los estados Aragua y Carabobo, es una orografía irregular, en él habitan más del 40% de las especies de avifauna del país. Tiene una gran variedad de vegetación, donde domina el bosque tropical. Posee una estación biológica experimental: “Rancho Grande” y puede ser observado al transitar desde Maracay por las carreteras de Choroní y Ocumare de la Costa.

El Parque Nacional El Ávila, fue creado mediante decreto del 12 de diciembre de 1958, ocupa parte desde los estados Vargas, Miranda y Distrito Capital, desde la quebrada de Tacagua hasta Guatire. Tiene una gran variedad de flora, fauna e hidrografía y una superficie de 85.192has. Posee tres Picos: El Ávila, La Silla de Caracas y el Naiguatá, que es el más alto de la Cordillera de la Costa, con 2.765m. La influencia climatológica de este Parque sobre la ciudad de Caracas es importante.

En este parque están enclavados el hotel Humboldt, al cual se accede a través del Teleférico de Caracas o por carretera, utilizando vehículos de doble tracción y el pueblo de Galipán, donde son importantes los cultivadores de flores y las posadas turísticas. También se puede acceder desde Macuto. Existen caminos históricos que comunican el valle de Caracas con el litoral, como el llamado “Camino de los Españoles”, al cual se accede desde la Puerta de Caracas, en La Pastora y termina en la Guaira, en su recorrido se hallan varias ruinas coloniales.

La Guayana, constituye uno de los grandes destinos turísticos de Venezuela, representa el 45% de la superficie nacional, pero apenas concentra el 6% de población. Es una de las formaciones geológicas más vieja de Planeta, de la era Precámbrica; las morfologías que la integran son las Penillanuras, la Gran Sabana y los Tepuyes. Lo impresionante de estas formaciones, acompañadas de su riqueza vegetal, animal e hidrográfica son motivaciones suficientes para visitarla.

El Parque Nacional Canaima, ocupa parte del sureste del estado Bolívar, tiene una superficie de 3.000.000 has, es una gran cuenca hidrográfica, cuyos ríos forman numerosos saltos de agua y cascadas, cuyo principal colector es el río Caroní. Debe su nombre a la laguna de Canaima y puede dividirse en dos grandes secciones, la oriental, constituida por la meseta de la Gran Sabana y la occidental donde se localiza el Salto Ángel.

Canaima, es el territorio de los indios Pemones; aquí se localiza el salto de agua más alto del mundo, el “Salto Ángel”, con 979 metros de caída libre y varios saltos más, como: Kukenán con 610 metros de caída libre, Churún-merú, Cortina, Kamá-merú y Aponwao. Los numerosos Tepuyes, las grutas o cavernas y la riqueza de su flora y fauna complementan su extraordinario paisaje.

Los Tepuyes son como islas ecológicas. Constituyen moles rocosas, de cimas tabulares, paredes verticales y amplio piedemonte, con abundante vegetación y fauna. El “Cerro Autana”, es un tepui emblemático, está localizado en el estado Amazonas, al este del río Orinoco; al contrario de los demás presenta irregularidades en su cima. Está atravesado por una cueva tallada de cuarcita que es su mayor atractivo. Es tierra de los indios Piaroas.

El Orinoco, primer río de Venezuela y tercero de la América del sur, nace en el estado Amazonas, en los límites con la República del Brasil, muy cerca de la cumbre del cerro Delgado Chalbaud. Su primer recorrido lo hace con rumbo norte, para luego doblar al noreste e ir a desembocar mediante un Delta en el océano Atlántico, después de recorrer 2.140 Km. Su extensión, anchura, caudal, tipo de desembocadura, riqueza vegetal y animal tanto en sus márgenes como en sus aguas, constituyen por sí solo una maravilla natural.

El Puente Angostura, Ciudad Bolívar, Ciudad Guayana, el Parque Cachamay, la confluencia de los ríos Caroní y Orinoco, la zona industrial de Matanzas y las instalaciones de la Represa del Guri, son expresiones geográficas donde se combinan los elementos naturales con los elementos culturales del paisaje dignos de admirar y valorar. Una de las cosas que más impresiona al mirar estos paisajes son los volúmenes de agua dulce que es capaz de generar la naturaleza.

La llanura espera al visitante. “La llanura es bella y terrible a la vez; en ella caben holgadamente, hermosa vida y muerte feroz. Ésta acecha por todas partes; pero allí nadie le teme. El llano asusta; pero el miedo del Llano no enfría el corazón; es caliente como el gran viento de su soleada inmensidad. Como la fiebre de sus esteros. El Llano es tierra abierta y tendida, buena para el esfuerzo y la hazaña, toda horizonte como la esperanza, toda caminos, como la voluntad”. Doña Bárbara, de Don Rómulo Gallegos.

La llanura venezolana, es un extenso paisaje geográfico que ocupa el centro de Venezuela, el más joven de todos, representa el 35% de la superficie y el 16% de la población nacional. Su relieve plano, interrumpido por los bosques de galería, bajíos, esteros, lagunas, caños y por numerosos ríos que bajan de las estribaciones de las cordilleras de los Andes y de la Costa, su vegetación de gramínea y su fauna silvestre, son motivos que atraen la atención del visitante.

Hay muchos elementos que terminan de moldear la belleza de los Llanos, como: los médanos del Capanaparo, los esteros de Camaguán, los garceros, el caudal de los ríos, los embalses de agua, el pastoreo y ordeño y su alegre folklore. El Cinaruco y el Capanaparo, son dos soberbios ríos de los llanos bajos apureños, a donde puede llegarse por carretera asfaltada, allí se pueden observar los médanos formados por la acción del viento, son de arena blanca y fina. Pueden alcanzar hasta diez metros de altura. Los esteros de Camaguán, es uno de los paisajes más admirados de la llanura venezolana, localizados entre las ciudades de Calabozo y Camaguán, del estado Guárico, a orillas de la carretera. Es una sucesión de esteros poblados por palmares que se inundan e intercomunican durante la estación de lluvia. Atraen muchas especies de fauna, sobre todo aves. Allí se combina el paisaje terrestre con el espacio atmosférico para exhibir un panorama excepcional.

Las Cuevas o Cavernas Naturales también son lugares turísticos, han sido originadas por la acción de las aguas subterráneas sobre formaciones de rocas calizas; las estalactitas y estalagmitas, en el techo y en el piso de las cavernas, son las formaciones características. Los estados de Venezuela donde se ha localizado la mayor cantidad de cavernas, son: Bolívar, Monagas, Miranda, Falcón y Zulia. El principal habitante de estas cavernas, es un ave llamada Guácharo. Hemos explorado 172 Km. de Caverna. Hay cuevas o cavernas que son emblemáticas, en primer lugar lo ocupa la Cueva del Guácharo, localizada en el macizo de Caripe, estado Monagas; la Cueva del Samán, ubicada en la Sierra de Perijá; la Cueva de la Quebrada del Toro, localizada en el Municipio Unión del estado Falcón; la Cueva Alfredo Jahn, ubicada en región de Barlovento, estado Miranda y las Cuevas abiertas sobre cuarcitas en los Tepuyes de la Guayana, como la de Roraima y el Autana.

Los paisajes áridos venezolanos también tienen su propia belleza, es el caso de los Médanos de Coro, cuyo valor turístico es inmenso, se presenta a la vista del observador como un desierto tropical, ocupa principalmente el cuello de la Península de Paraguaná. Su formación proviene del fondo del Golfo de la Vela, pues de allí vienen principalmente las arenas que los integran, estas son arrastradas por las corrientes marinas y depositados en las costas, de donde son esparcidas por la acción constante de los vientos alisios, formando los médanos que puede alcanzar hasta 20 metros de altura.

El litoral caribeño y del golfo de Venezuela, presenta secciones bastantes áridas, con temperaturas elevadas, lluviosidad escasa, vegetación xerófila y suelos arenosos, la península de Araya, en el estado Sucre, es un buen ejemplo, a ella se accede por vía terrestre desde la ciudad de Cariaco o por vía marítima desde Cumaná. Araya, es un paisaje impresionante, con sol ardiente y vientos constantes y tres riquezas: playas, la pesca y salinas.

Tenemos dos lagunas extraordinarias y dos lagos emblemáticos. La laguna de Tacarigua, localizada entre los ríos Cúpira y Guapo, es rica en manglares de diversos tipos y colorido, en avifauna, como: pelícanos, tijeretas de mar, corocoras, cotúas, flamencos y garzas blancas y en peces, entre ellos: lebranche, lisa, róbalo, lenguado,… Hacia el mar la bordea una extensa playa, con muchos cocoteros y uva de playa. A ella se accede fácilmente desde la carretera hacia oriente. La Restinga, está localizada entre un estrecho cordón litoral arenoso al norte y el territorio del sur de la isla de Margarita, se presenta como una sucesión de pequeñas lagunas, separadas por manglares y comunicadas por canales; es de agua salobre. Los manglares son de varios tipos: rojo, negro, blanco y botoncillo; tiene aves características, como: la soisola de Margarita, el patico zumbador, la tijereta de mar, las garzas azul y real, tortolitas y alcatraz. Se recorre en pequeños botes, “Fuera de Bordas”. El lago de Maracaibo, tiene una superficie aproximada de 14.000Km, es una cuenca hidrográfica que recoge las aguas que bajan de las cordilleras de Mérida y de Perijá. La llanura lacustre que lo bordea, la vegetación abundante, sus extensas playas, la cantidad de torres petroleras y el Puente General Rafael Urdaneta, que comunica su parte oriental con la occidental, conforman un paisaje geográfico de extraordinario belleza. A esto se suma el relámpago del Catatumbo, fenómeno natural que se observa al suroeste del Lago. El Lago de Valencia, es un hermoso paisaje que reparte su litoral entre los estados: Carabobo y Aragua, es una cuenca endorreica, de origen tectónica. Ha dado lugar a una fuerte actividad económica de tipo agrícola e industrial y a una gran concentración de la población, en la región, donde destacan las ciudades de Valencia y Maracay. Tiene una superficie de 3.140 Km. y una profundidad de 32m.

La Arqueología ha ido descubrimiento testimonios de nuestro pasado remoto, que incorporados a nuestro acervo cultural contribuyen a fortalecer nuestra identidad. Cuando vacacionamos, debemos estar pendientes de estos hallazgos, citaremos algunos de ellos, con su respectiva ubicación: la Formación Urumaco y la Quebrada Taima-Taima en el estado Falcón; el Geoglifico de Chirgua, en el estado Carabobo; Las pinturas rupestres de las Galeras del Cinaruco, en estado Apure; los petroglifos de Bolívar, Amazonas, Miranda, Aragua, Trujillo, Barinas, Carabobo y Vargas; los montículos y calzadas de Barinas y el cementerio de Quibor.

Del poblamiento indígena, quedan tres grandes testimonios: el palafito, que podemos observarlos a plenitud en la Laguna de Sinamaica del estado Zulia; la churuata y el shabono, que aún quedan en Bolívar y Amazonas.

Uno de los grandes acervos culturales de todo pueblo es su testimonio arquitectónico. La arquitectura colonial es prolija. Sus principales manifestaciones son las iglesias, por ejemplo: San Antonio de Maturín y la catedral de Caracas; las ruinas de misiones, castillos y fortalezas, testigos mudos de esa época, por ejemplo: Nueva Cádiz-Cubagua, los castillos de Margarita, Cumaná, Puerto Cabello y las misiones del Caroní; y los cascos históricos de muchas ciudades, son emblemáticos: La Guaira y Santa Ana de Coro.

En la arquitectura colonial se aprecia la cotidianidad histórica de esta etapa. La casa de la Compañía Guipuzcoana, refleja la importancia de la actividad comercial; la hacienda La Vega, refleja la importancia de agricultura; la cantidad de iglesias evidencian la importancia de la religión. Cuando visitemos un pueblo o ciudad que haya sido fundado en el período colonial es importante conocer la plaza Bolívar y allí podemos apreciar la arquitectura de ese periodo: Iglesia, Concejo Municipal y la propia plaza.

Una etapa de transición. Al desintegrarse la República de Colombia, comienza con muchos tropiezos el proceso de integración de la república de Venezuela, de esa época, hubo construcciones emblemáticas: Palacio Federal Legislativo, Teatro Nacional, Teatro Municipal, Iglesia de Santa Teresa, Palacio de Miraflores, Villa de Santa Inés.

Son numerosas en el país las creaciones arquitectónicas realizadas en el siglo XX (erupción de la modernidad arquitectónica), las cuales han enriquecido nuestro acervo cultural, citaremos algunas que constituyen verdaderos emblemas nacionales: Urbanización del Silencio, Torres del Centro Simón Bolívar, Complejo Cultural Teresa Carreño, Autopistas y Avenidas, Ciudad Universitaria de Caracas, Avenida los Próceres, Puentes sobre el Lago de Maracaibo y sobre el río Orinoco,…

Prof. José N. Vargas Ponce

Jose.vargasponce@hotmail.com

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s