AL ARBOL DEBEMOS…

 

Prof. Freddy Morles S.*

Es un Domingo cualquiera de Marzo en ruta hacia Calabozo: con los intensos calores del mes, los araguaneyes se han despojado de su follaje para adornarse de flores amarillas. De Dos Caminos hacia el Sur, un destello de lunares dorados hiere nuestras pupilas cuando viajamos hacia la deslumbrante claridad de la llanura.

La imponente belleza de nuestro emblema vegetal (Tabebuia chrysantha) resplandece sobre el yerbazal calcinado de la sabana, y nos incita a recordar las hermosas estrofas escolares del “Himno al Arbol”, cuya sencillez no resta mérito alguno a la profunda reflexión de su mensaje.

Al árbol debemos / solícito amor

Jamás olvidemos / que es obra de Dios.

El árbol da sombra / como el cielo fe,

con flores alfombra / su sólido pie.

Sus ramas frondosas / aquí extenderá

y frutos y rosas / a todos dará.

Él es tan fecundo / rico sin igual,

que sin él el mundo / sería un erial.

No tendría palacios / el hombre, ni hogar;

ni aves los espacios / ni velas el mar.

Ni santuario digno / para la oración,

ni el augusto signo / de la redención.

No existirían flores / ni incienso ni unción,

ni suaves olores / que ofrendar a Dios.

Alfredo Pietri Daudet es el autor de la letra de esta bella oración al árbol, y Miguel Ángel Granados le dio la cadencia musical. Desde 1951, el Ministerio de Educación dispuso el último Domingo de Mayo para celebrar el “Día del Árbol”.

*Director del Fondo Editorial de la Universidad Bicentenaria de Aragua.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s