¡LA GUAYANA ESEQUIBA ES DE VENEZUELA!

Prof. José N. Vargas Ponce

Los derechos de Venezuela sobre la Guayana Esequiba, los evidenciamos respondiendo las interrogantes siguientes: 1°) ¿Quiénes exploraron y ocuparon el territorio de la Provincia de Guayana incluyendo el de la Guayana Esequiba? 2°) ¿Qué hechos concretos demuestran los derechos de Venezuela sobre la Guayana Esequiba para el momento de la Declaración de Independencia, el 5 de julio de 1811? 3°) ¿Qué ocurrió entre 1811 y 1830? 4°) ¿Qué ocurrió a partir de 1830?

LA EXPLORACIÓN, CONQUISTA Y COLONIZACIÓN DEL TERRITORIO DE LA PROVINCIA DE GUAYANA INCLUYENDO EL DE LA GUAYANA ESEQUIBA FUE HECHA POR EL IMPERIO ESPAÑOL.

Cristóbal Colón, en su tercer viaje, 1° de agosto de 1498, avista por primera vez parte del territorio que posteriormente se denominaría Guayana; en efecto, en ese viaje llega a Trinidad y luego pasa frente al Delta del Orinoco. Un año después (1499), Alonso de Ojeda, Capitán español, reconoce y explora unos 1.000 kilómetros de las costas guayanesas; tres años más tarde (1502), este mismo explorador recorre las costas entre el río Esequibo y el río Orinoco. Con estos hechos se inicia el proceso de conquista y colonización de la Guayana. Antes, en 1500, Vicente Yáñez Pinzón había explorado la desembocadura del río Orinoco.

Entre 1500 y 1595. Se produjeron numerosas expediciones de reconocimiento y exploración a través del río Orinoco, que partieron de Paria, de Santa Fe de Bogotá o de Trinidad. De estas expediciones destacaron, la de Diego Ordaz, que remontó el río Orinoco hasta los Raudales de Atures, la de Jerónimo Hortal, que reconoció el Orinoco hasta el río Meta, y la del propio Antonio de Berrío, quién hizo su primer recorrido salió de Santa Fe de Bogotá y entró al río Orinoco a través del río Meta.

En 1595, fue fundada Santo Tomé, en el sitio denominado Morequito, dos leguas aguas abajo de la confluencia del Orinoco y Caroní, por Antonio de Berrío, Gobernador de la Provincia de Guayana, creada mediante Capitulación de la Audiencia de Santa Fe, el 21 de julio de 1569 a nombre del licenciado Gonzalo Jiménez de Quesada y que a su muerte le fue ratificada a su sobrino político, Antonio de Berrío, mediante Real Cédula, el 15 de septiembre de 1586

Entre 1595 y 1764. Se establecieron en la Provincia misioneros Capuchinos, Jesuitas y Franciscanos, y además se produjeron incursiones de expedicionarios (comerciantes) de banderas holandesa, francesa e inglesa. En 1764, fue trasladada la ciudad de Santo Tomé al sitio de Angostura, será la futura Ciudad Bolívar. La ciudad de Santo Tomé, fue destruida y refundada varias veces, en 1629, en 1637, en 1639, en 1764,…

Históricamente la Provincia de Guayana, tiene su origen en la capitulación que obtuvo el licenciado Gonzalo Jiménez de Quesada (Fundador de Santa Fe de Bogotá, en 1538) de la Real Audiencia de Santa Fe, el 21 de julio de 1569. A la muerte de Jiménez de Quesada, su sobrino político Antonio de Berrío obtuvo a su favor, el 15 de septiembre de 1586, la confirmación del rey de dicha Capitulación.

Con Berrío se inicia la exploración, el reconocimiento y la colonización del territorio guayanés. Fundó Santo Tomé de Guayana, antecedente de la actual Ciudad Bolívar, en 1595, que serviría de capital de la provincia. En 1596, su lugarteniente, Domingo de Vera, emprende una expedición que llegó hasta el río Esequibo, límite de la jurisdicción de Santo Tomé. En 1648 fue firmado el Tratado de Münster, que establece, entre otras cosas, el río Esequibo como límite entre las posesiones españolas y holandesas.

En 1762, el rey decide el reordenamiento territorial de Guayana, separándola definitivamente de Nueva Andalucía, y en 1768 aprueba la unificación de su territorio bajo una sola autoridad, mediante real cédula expedida en Aranjuez el 5 de mayo. Con este hecho se produce algo muy importante para la integración del territorio nacional: la clarificación definitiva de la ordenación de la provincia de Guayana. Este territorio abarcaba: “…por el septentrión (norte) el Bajo Orinoco, lindero meridional de las provincias de Cumaná y Venezuela; por el occidente el Alto Orinoco, el Casiquiare y el río Negro; por el mediodía (sur) el río Amazonas; y por el oriente el océano Atlántico …”.

El límite sureste de la provincia de Guayana llegaba, de acuerdo con lo dispuesto en el Tratado de Münster, firmado en 1648, entre España y Holanda, hasta las posesiones holandesas, que estaban separadas de aquellas por el río Esequibo. Para finales del Imperio español de América, Inglaterra logró adueñarse de una parte de las posesiones holandesas en Guayana, surgiendo así lo que se conoció con el nombre de Guayana Inglesa, en los linderos esequibos de la Provincia de Guayana. Desde este territorio usurpado por la fuerza a Holanda, comenzaron luego los ingleses a penetrar en el área esequiba venezolana, con pretensiones de alcanzar mayor extensión territorial para su colonia guayanesa, provocando a nuestro país los conocidos perjuicios fronterizos y las protestas del caso.

En relación con el proceso de formación de la Gobernación de Guayana, el historiador Guillermo Morón, escribió: “…Pero será a partir de Antonio de Berrío cuando se configure la Gobernación. Entre 1953 y 1731 formará parte de Trinidad-Guayana, un solo gobierno, dependiente del nuevo reino de Granada. Entre 1731 y 1762 será anexada a la Gobernación de Nueva Andalucía y a partir de 1762 adquiere rango de Gobernación y Comandancia General hasta la hora de integración a la República en 1817”. Historia de Venezuela. Tomo II. La Estructura Provincial. Caracas 1971.

En lo descrito anteriormente se evidencia que fue el Imperio español quien conquistó y ocupó el territorio de la Provincia de Guayana, cuyos límites eran el océano Atlántico, el río Orinoco, el río Negro, el Brazo del Casiquiare y el río Amazonas o Marañón. Los establecimientos holandeses datan de 1623 y se produjeron al este del río Esequibo, y de allí intentaron varias veces penetrar al oeste del referido río, siendo siempre rechazados por las autoridades españolas de la Provincia de Guayana, sólo llegaron hasta la confluencia de los ríos Cuyuní y esequibo, en la isla denominada Kikoveral, en donde fundaron un fuerte; cercano al fuerte de los españoles que se encontraba ubicado en la confluencia de los ríos Cuyuní y Mazaruni. Queda claro que el territorio guayanés al oeste del río Esequibo era posesión española.

HECHOS CONCRETOS QUE DEMUESTRAN LOS DERECHOS DE VENEZUELA SOBRE EL TERRITORIO DE LA GUAYANA ESEQUIBA PARA EL MOMENTO DE LA DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA, EL 5 DE JULIO DE 1811.

El 5 de mayo de 1568, el Rey Felipe II, mediante Real Cédula crea la Provincia de Nueva Andalucía o Cumaná, la cual comprendía el territorio de la “provincias de Paria, Cumanagoto, Chacopata, Caura y Guayana”, cuyos límites eran el Océano Atlántico, el Mar Caribe, el río Orinoco, el río Negro, el Casiquiare y el río Amazonas o Marañón.

§ El 21 de julio de 1569, el Virreinato de Santa Fe de Bogotá, mediante Capitulación, crea la Provincia de Guayana, decisión confirmada por el Rey el 15 de septiembre de 1586. El territorio de esta provincia abarcaba. “…por el septentrión (norte) el Bajo Orinoco, lindero meridional de la provincias de Cumaná y Venezuela; por el occidente el Alto Orinoco, el Casiquiare y el río Negro; por el mediodía (sur) el Amazonas; y por el oriente el océano Atlántico …”.

§ En 1648, mediante la firma de la Paz de Westfalia, los holandeses se independizan de España, después de 67 años de confrontaciones; y el 30 de enero del mismo año. España, mediante la firma del tratado de Múnster, reconoce las posesiones holandesas en Guayana al este del río Esequibo. Para esta fecha, España había descubierto y explorado la América; y había explorado, conquistado y colonizado Guayana.

§ El 13 de julio de 1713, se firma el Tratado de Utrecht, entre España y Gran Bretaña, según el cual la Gran Bretaña se comprometía a respetar los territorios ocupados por los españoles en América.

§ En 1791, España y Holanda firman un Tratado de Extradición, según el cual España reconoce como holandesas las provincias del Esequibo, Demerara, Berbice y Surinam, todas situadas al este del río Esequibo. No hay reconocimiento sobre ningún territorio situado al oeste del citado río.

§ El 8 de septiembre de 1777 mediante Real Cédula del Rey Carlos III, se produce la agregación en lo gubernativo y militar a la Gobernación y Capitanía General de Venezuela de las provincias de Maracaibo, Cumaná, Guayana, Trinidad y Margarita. Es el hecho más importante en el proceso de unificación política del territorio que posteriormente constituirá nuestra República.

§ En 1799, el General Francisco de Miranda publica el mapa de “Cruz de Cano”, impreso en Londres, bajo el patrocinio del gobierno británico, en el cual aparece el río Esequibo como límite entre las posesiones españolas y las posesiones holandesas. Este hecho tiene una gran significación desde el punto de vista histórico, geográfico, político y moral, para el posterior desenlace del problema.

§ En julio de 1803, Gran Bretaña (Inglaterra) ocupa por la fuerza el territorio situado entre los ríos Esequibo y Demerara, y se mantiene allí hasta el 14 de agosto de 1814, cuando se firma el Tratado de Londres, por el que Holanda se ve obligada a ceder los establecimientos de Demerara, Esequibo y Berbice a Inglaterra, que abarcaban aproximadamente unas 20.000 millas cuadradas; o sea, alrededor de 52.000 kilómetros cuadrados. Los territorios cedidos se fusionan, y el 31 de julio de 1831 pasan a denominarse “Guayana Británica”. Todo el territorio está ubicado al este del río Esequibo.

§ En 1810, se publica en Londres un mapa donde aparece el río Esequibo como límite entre la Guayana venezolana y la Guayana holandesa. Esto es muy importante porque el hecho reconocía como límite de sus posesiones el río Esequibo.

Mapa de la Capitanía General de Venezuela (esto debería ser nuestro territorio).

Como puede evidenciarse en lo descrito anteriormente, Venezuela es dueña de la Guayana Esequiba.

EN MATERIA TERRITORIAL, ENTRE 1810 Y 1830, OCURRIÓ LO SIGUIENTE:

§ Venezuela ha venido definiendo, desde 1811, como su territorio nacional el que había correspondido a la Capitanía General de Venezuela, así lo establece en la primera Constitución. Y esto obedeció a una práctica común adoptada por todos los estadistas de las nacientes repúblicas hispanoamericanas de: invocar y aplicar un principio del Derecho Internacional Público Hispanoamericano, conocido como “Utti Possidetis Juris”. De acuerdo con este principio el territorio que debía corresponder a cada Estado en proceso de constitución era el que había correspondido a cada entidad colonial española. Por lo tanto, a nuestro país, al transformarse en Estado soberano, le correspondía el territorio que había pertenecido hasta 1810 a la Capitanía General de Venezuela; en consecuencia sus límites debían ser los mismos que correspondían a esta entidad colonial, respecto al Virreinato de la Nueva Granada, el Brasil y la Guayana Holandesa, posteriormente convertida en Guayana Inglesa.

§ En 1819, se sanciona en Angostura la Ley Fundamental de la Unión de los Pueblos de Colombia, más conocida como Ley Fundamental de Colombia, que reúne a los pueblos de Nueva Granada y Venezuela en una sola nación, denominada República de Colombia. En el artículo 5, esta ley define su territorio en los siguientes términos: “El territorio de la República de Colombia será comprendido dentro de los límites de la antigua Capitanía General de Venezuela y el Virreinato y Capitanía del Nuevo Reino de Granada”.

§ En la Constitución de la República de Colombia, sancionada en Cúcuta, en 1821, con base a la Ley Fundamental de Colombia, el territorio de la República fue definido así: “El territorio de Colombia es el mismo que comprendía el antiguo Virreinato de la Nueva Granada y la Capitanía General de Venezuela”.

§ En 1830, se disuelve la Gran Colombia y Venezuela se restablece como Estado independiente y soberano. En la Constitución sancionada ese mismo año, se dispone: “El territorio de Venezuela comprende todo lo que antes de la transformación política de 1810 se denominaba Capitanía General de Venezuela”. A raíz de la separación de Venezuela de la Gran Colombia, se inician las negociaciones para determinar las fronteras entre Venezuela y la Nueva Granada (Colombia), mediante la aplicación del principio del Utti Possidetis Juris que los dos países invocaban.

§ En 1831, Nueva Granada (Colombia), promulga una Ley Fundamental cuyo artículo 2, dice: “Los límites de este Estado son los mismos que en 1810 dividían el territorio de la Nueva Granada de las Capitanías Generales de Venezuela y Guatemala y de las posesiones portuguesas del Brasil”.

Como puede apreciarse, desde 1811, cuando Venezuela se declara República políticamente independiente; luego en 1819, cuando se crea la República de Colombia; y finalmente, en 1830, cuando Venezuela se separa de la Gran Colombia, siempre se estableció en la leyes y textos constitucionales que el territorio de la República era el mismo que ocupaba la Capitanía General de Venezuela para el momento de producirse los hechos del 19 de abril de 1810, y como para ese entonces los límites de la Provincia de Guayana llegaban hasta la margen occidental del río Esequibo, son inobjetables los derechos de Venezuela sobre la Guayana Esequiba. Por eso afirmamos. ¡La Guayana Esequiba es de Venezuela!

A PARTIR DE 1830 OCURRIÓ LO SIGUIENTE:

En 1830, se disuelve la Gran Colombia y Venezuela se restablece como Estado independiente y soberano, y en la Constitución sancionada ese mismo año se dispone: “El territorio de Venezuela comprende todo lo que antes de la transformación política de 1810 se denominaba Capitanía General de Venezuela”. España reconoce a Venezuela como República políticamente independiente, el 30 de marzo de 1845, y le reconoce como territorio el que tenía como Capitanía General de Venezuela para el 19 de abril de 1810.

En 1834, el naturalista y geógrafo prusiano Robert H. Schomburg, recibe de la Royal Geographical Society de Londres la misión de explorar el territorio de la Guayana inglesa. Ese mismo año se le encomienda la tarea de levantar un mapa de la región, es decir, una especie de inventario de los recursos naturales renovables y no renovables de la región. Su trabajo es presentado en 1835, como “Línea Schomburgk original”, que incluía 4.920 kilómetros cuadrados del territorio venezolano. Comienza la usurpación de nuestro territorio.

Línea Schomburgk original, 1835.

En 1839, el gobierno británico comisiona nuevamente a Schomburg para que elabore una línea de demarcación de la Guayana británica. Éste presenta, en 1841, una demarcación limítrofe que no se ciñe a los límites que históricamente le correspondían habían, primero, a la Guayana holandesa, y posteriormente, a la Guayana británica. Dicho proyecto partía desde Punta Barima, en la desembocadura del río Orinoco, y descendía por los ríos Amacuro y Cuyuní hasta llegar al pico Roraima, usurpando a Venezuela 141.930 Km2. Esta línea limítrofe se le conoce con el nombre de “Línea Schomburgk Extendida”. Venezuela protestó enérgicamente ante el gobierno inglés en las dos ocasiones citadas, invocando siempre sus legítimos derechos y solicitando el arreglo por la vía diplomática.

Línea Schomburg Extendida. 1841.

En 1850, se celebra un Convenio entre Venezuela e Inglaterra, mediante el cual se obligan a no hacer nuevas colonizaciones en el territorio en litigio, sin un acuerdo especial al respecto. Sin embargo el gobierno británico despreciando los reclamos de Venezuela y desconociendo este convenio, publicó en 1877, el mapa conocido con el nombre de “Herbert”. Era una alteración de la línea Schomburg, mediante el cual se usurpaban 167.830 Km2 del territorio en litigio, olvidándose que ellos mismos habían reconocido, en mapas y documentos anteriores, como territorio venezolano, todo el alto Barima y todo el Cuyuní, desde sus fuentes hasta la desembocadura del Otomag.

Mapa publicado por gobierno inglés en 1877.

A pesar del Convenio de 1850, Inglaterra violó constantemente el territorio en litigio, hasta tal extremo que el Presidente de Venezuela, General Antonio Guzmán Blanco, se vio obligado, el 20 de febrero de 1887 a romper relaciones diplomáticas con dicho país, con base en las siguientes razones:

§ Negativa británica a reparar 108 agravios.

§ Continuas y reiteradas violaciones al territorio venezolano.

§ Actitud inglesa de decidir unilateralmente sobre cuestiones que competían a ambas naciones.

§ Declararse condueña del Orinoco y apoderarse del caño Barima.

§ Negativa británica en aplicar el arbitraje adoptado en 1827 y1871 para solucionar cuestiones de límites con los estados Unidos de Venezuela.

§ Violación del acuerdo del 18-11-1850, que garantizaba la extensión del territorio disputado.

§ Oposición británica al establecimiento de un faro en Punta Barima por parte de Venezuela.

§ Incesantes e ilegales avances desde el Esequibo al Pomarón, al Moroco, al Guainía, al Barima y al Amacuro; e

§ Haber Gran Bretaña “vulnerado los derechos de la soberanía e independencia de Venezuela, privándola de la más santa e inviolable de las propiedades de una nación, a saber, la de su territorio.

Impotente Venezuela ante el poderío militar de los ingleses y su cínica actuación, denuncia el 12 de mayo de 1887, la violación, por parte de Gran Bretaña, de la Doctrina de Monroe, por las continuas invasiones al territorio venezolano de la Guayana. Esta denuncia se hizo a pesar de que tres años antes Estados Unidos de Norteamérica había opinado que la referida Doctrina no era aplicable al caso de Venezuela. Sin embargo, en 1895, el presidente estadounidense Grover Cleveland, expresaba “… los llamamientos hechos en el sentido de magnanimidad y de justicia a una de las grandes potencias mundiales, en lo tocante a sus relaciones con otro país pequeño y comparativamente débil, no hayan producidos mejores resultados. Después de haber trabajado lentamente por muchos años tratando de convencer a la Gran Bretaña de que accediese a someter tal disputa a arbitraje imparcial, convencidos finalmente de que rehúsa hacerlo así, no nos resta sino aceptar tal situación y encararla tal como se presenta… constituirá el deber de los Estados Unidos, resistir por todos los medios a su alcance … la apropiación por parte de Gran Bretaña de cualesquiera territorios o el ejercicio de jurisdicción gubernamental sobre territorio alguno que … pertenezca de derecho a Venezuela”.

Además solicitó al Congreso de su país la integración de una Comisión que se encargara de investigar todo lo relacionado a los límites de Venezuela con la Guayana británica. Esto trajo como consecuencia que se integraran dos comisiones: una por Estados Unidos de Norteamérica y otra por Venezuela. Tal decisión obligó a Inglaterra a aceptar, en febrero de 1896, la iniciación de las negociaciones para la firma de un Tratado de arbitraje que decidiría sobre el territorio en litigio. Las negociaciones se llevaron a cabo entre el gobierno británico y el Secretario de Estado estadounidense, sin la participación de Venezuela, otra humillación a nuestra soberanía.

Las negociaciones, llevadas a cabo sin la participación directa de Venezuela porque fueron realizadas entre el Gobierno británico y el secretario de Estado estadounidense, concluyeron el 12 de febrero de 1897, con la firma en la ciudad de Washington del Tratado de Arbitraje, con evidente desventaja para el país. Se firmó con la finalidad de lograr el arreglo amistoso de la controversia limítrofe entre Venezuela y la Guayana británica.

Los límites lo fijarían cinco jueces, dos por Venezuela, dos por Gran Bretaña y un quinto nombrado de común acuerdo por las partes.

Los jueces que defenderían los intereses venezolanos, eran de nacionalidad norteamericana de acuerdo con el Tratado de arbitraje, en cambio los jueces que defenderían los intereses británicos eran de esa nacionalidad. El quinto juez, que tenía la gran responsabilidad de decidir, era de nacionalidad rusa, la cual, estuvo parcializada a favor de Inglaterra. La composición del Tribunal fue la siguiente:

Nombre.

Nacionalidad.

Función.

Frederik de Marteus

Rusa

Presidente de la Comisión

Melville Weston Fuller

Norteamericana

Representante de Venezuela

Josiah Brewer

Norteamericana

Representante de Venezuela

Lord Collins

Inglesa

Representante de Inglaterra

Lord Russell

Inglesa

Representante de Inglaterra

El Tribunal se reúne en París, en enero de 1899 y el 3 de octubre de 1899, es dictado el Laudo que fija los límites entre Venezuela y la Guayana inglesa. Nuestro país jamás ha reconocido la validez de este Laudo y lo ha calificado de “ilegal e injusto y, en consecuencia, sin validez, porque el mismo fue producto de una transacción política previa entre Inglaterra y Rusia”.

Es muy importante destacar el momento histórico que vivía Venezuela para ese entonces, el cual podríamos resumir así: alzamiento del General José Manuel Hernández (1897), Revolución Restauradora de Cipriano Castro (1899) y bloqueo a nuestros puertos por Alemania, Italia y la propia Inglaterra, debido al incumplimiento de obligaciones contraídas por Venezuela con esas naciones. Algunas de las verdades que invalidan el Laudo de 1899, son las siguientes:

§ Inglaterra no admitió como válido el principio del “Utti Possidetis Juri”; pero entró en contradicción cuando alegó que 50 años valen como título jurídico sobre el territorio.

§ El Tratado de arbitraje fue aceptado bajo presión, ya que el Presidente del Tribunal amenazó que, de no aceptarse el límite propuesto por Inglaterra, él se mostraría de acuerdo con llevar la frontera hasta las bocas del Orinoco.

§ La exclusión de venezolanos en la integración del Tribunal, por conveniencias inglesas, demuestra la parcialidad e injusticia con que actuaría dicho organismo.

§ El laudo arbitral fue, a todas luces, ilegal, puesto que los jueces al dictar sentencia no fueron imparciales y las componendas políticas privaron por encima del derecho.

§ Inglaterra, primero obstaculizó el trabajo de la Comisión investigadora y después el del Tribunal, ocultando y adulterando cartas y mapas.

§ Con el Laudo se usurparon a Venezuela 167.830 Km2.

LÍMITES DE VENEZUELA CON LA GUAYANA INGLESA, SEGÚN EL LAUDO DE 1899

Fuente. Tomados de la Gran Enciclopedia de Venezuela. Tomo II. Editorial Globe. 1998. Obsérvese con mucha atención nuestra frontera marítima. Límites actuales.

Los alegatos que presentó Venezuela ante la Comisión arbitral, evidencian nuestros derechos geográficos e históricos sobre el territorio en litigio, para ello lo dividió en cuatro zonas: 1°)Parte donde desagua directamente el río Orinoco, más abajo de la desembocadura del río Caroní. 2°)Parte situada entre el este del río Esequibo, el Moroco al noroeste, y las montañas del Imataca al suroeste, que desagua en el Atlántico. 3°)La hoya interior del Cuyuní-Mazarini; y 4°)Desde la unión del Cuyuní-Mazarini y el Esequibo hacia el sur, que forman la alta hoya de desagüe del Esequibo. Entre los alegatos destacan:

§ España fue la primera nación que tomó posesión de la América del Sur, que descubrió y exploró la Guayana; que fundó establecimientos en los ríos Orinoco y Esequibo; que ocupó, como un todo, la Guayana y que ejerció dominación exclusiva sobre esta zona.

§ Para el 30 de enero de 1648, fecha de la firma del Tratado de Münster, la única posesión holandesa en el Esequibo era la isla conocida con el nombre de Kykoveral. Por el Tratado de Münster, España reconoce las posesiones holandesas en la zona, que no incluían ningún territorio al oeste del Esequibo.

§ El 13 de agosto de 1814, mediante la firma del Tratado de Londres, Holanda cedió a los ingleses los establecimientos de Demerara, Esequibo y Berbice, todos el este del Esequibo; y 1845 España reconoce a Venezuela como país políticamente independiente, cuyo territorio sería el que ocupaba la Capitanía General de Venezuela para 1810. Inglaterra usurpa territorios de la Guayana Venezolana muchos años después de estas fechas (1880, 1884, 1886, …).

§ El descubrimiento da derecho a proteger el territorio descubierto, durante un tiempo razonable, y si va acompañado de pública reivindicación de soberanía, confiere un título completo de propiedad. El no uso no significa abandono. La propiedad de la boca de un río no da por sí misma título a la vertiente.

§ Ninguna posesión derivada de una violación de un tratado puede invocarse como título para ejercer la soberanía sobre lo ocupado.

§ La línea fronteriza es la que principia en la boca del río Esequibo; corre de allí hacia el sur, a lo largo de la vaguada de dicho río, hasta la unión con los ríos Cuyuní-Mazarini; de allí alrededor de la isla Kykoveral, dejándola al este; de allí a lo largo de la vaguada de dicho río Esequibo hasta la línea fronteriza, que separa el territorio de los Estados Unidos de Venezuela del territorio de los Estados Unidos del Brasil.

Conocida la teoría británica sobre la controversia limítrofe, Venezuela presenta un contra-alegato, que en esencia ratifica lo que históricamente ha sido su posición al respecto. Destacan, entre otros aspectos, los siguientes:

§ La primera colonización fue de España. La presencia holandesa en el Esequibo fue mucho después que España perfeccionara su ocupación.

§ Gran Bretaña no habla de ocupación formal holandesa en la costa occidental del Moroco; indica la presencia de almacenes holandeses; sin demostrar dicha presencia; pero sí admite la dominación española en los ríos Cuyuní-Mazaruni.

§ Gran Bretaña presenta el tráfico comercial holandés como dominación, pero no dice que hubieran mantenido jurisdicción sobre el territorio en litigio. Además olvida que los españoles, los franceses y los propios ingleses también participaron en ese tráfico comercial, y que España siempre prohibió a naciones extranjeras el tráfico comercial en esta zona y en sus dominios en general.

§ Los ingleses alegan que los holandeses ejercían autoridad sobre los indios; sin embargo, los holandeses siempre ordenaron a sus oficiales mantenerse neutrales en las luchas tribales. Donde hay neutralidad no hay soberanía.

§ Gran Bretaña nunca pudo demostrar dominación holandesa sobre el territorio en litigio.

A pesar de los alegatos y contra-alegatos de Venezuela, y de la claridad de sus derechos geográficos e históricos sobre el territorio en litigio, el Tribunal Arbitral decidió arbitrariamente a favor de Inglaterra. Benjamín Harrison, Ex-presidente de los Estados Unidos, y abogado de Venezuela. al exponer los argumentos de nuestro país afirmó de manera enfática que “… le era muy difícil convencerse que cualquier inglés pudiera servir de árbitro imparcial en un asunto en que se tratase de la soberanía sobre tierras reclamadas por Inglaterra como suyas …”.

Venezuela, jamás ha reconocido la validez del Laudo Arbitral de 1899. La falta de objeción al producirse el veredicto obedeció a razones derivadas de la actuación política interna que vivía nuestro país y a la posición de Inglaterra de llevar los límites hasta las bocas del Orinoco, en caso de reactualizarse el litigio fronterizo. En muchas ocasiones, Venezuela ha dejado oír su voz de protesta ante instituciones internacionales, donde ha fijado su posición de no aceptación del mencionado tratado.

En el año de 1992, el Canciller venezolano Marcos Falcón Briceño, lleva de nuevo el caso ante la Naciones Unidas, reviviendo así el litigio. Inglaterra ante la presión ejercida acepta la revisión del caso. Posteriormente en reunión efectuada en Ginebra, en marzo de 1966, se decidió designar una Comisión con representantes de Venezuela, Inglaterra y la Guayana Británica que se abocaría a la solución pacífica del problema en el término de cuatro años.

La reactualización del caso es aparentemente tardía; pero en realidad es una consecuencia de una de las condiciones acordadas por Estados Unidos e Inglaterra, en la cual se estipulaba que la documentación sobre la que se fundamentaría el Arbitraje debía permanecer secreta durante 50 años; es decir, hasta el año de 1949.

El vencimiento de este plazo, unido a otros elementos, tales como los expuestos seguidamente, constituyen las circunstancias sobresalientes que provocan dicha reactualización:

§ La aparición del memorando del señor Severo Mallet Présvot, exsecretario de la Comisión de Límite, designado por el gobierno norteamericano y Consejero de nuestro país en el arbitraje de 1899. Dicho documento, escrito por Mallet Présvot en 1944 y publicado en1949 por expresa disposición de éste, considera que el Laudo Arbitral fue una componenda política, obra de la presión frente a la justicia, un compromiso de trastienda por el cual “tres jueces que tenían la mayoría dispusieron del territorio de Venezuela, porque los dos jueces británicos no estaban actuando como jueces, sino que lo hacían como hombres de gobierno, como abogados”.

§ Los testimonios del juez Harrison, Ex-Presidente de los Estados Unidos, del Ex-Secretario de Estado del mismo país. etc, que no dejan lugar a dudas acerca del despojo de que había sido objeto el Estado venezolano.

§ La recopilación y revisión, profunda y minuciosa, de la documentación relativa al arbitraje, por parte de la Cancillería venezolana.

El acuerdo de Ginebra (marzo de 1966), que tenía como propósito buscar “…soluciones satisfactorias para el arreglo práctico de la controversia entre Venezuela y el Reino Unido, surgida como consecuencia de la contención venezolana de que el Laudo Arbitral de 1899 sobre la frontera entre Venezuela y la Guayana Británica es nulo e írrito…”, establecía que se designara una Comisión Mixta que debía actuar durante cuatro años y presentar informes a ambos gobiernos cada seis meses. Si al cabo de cuatro años no se llegaba a la solución satisfactoria del problema, éste debía resolverse por los medios pacíficos previstos en la Carta de las Naciones Unidas.

El problema se complicó porque en mayo de 1996, Inglaterra le concedió la independencia política a la Guayana Británica, la cual pasa a constituir a la República de Guyana.

La nueva República de Guyana trató de evadir la negociación y de obstaculizar las gestiones, de acuerdo con lo establecido en el Acuerdo de Ginebra, y Venezuela consideró que el momento no era propicio para la aplicación del mismo. Con ese criterio se negoció y suscribió con Guyana el Protocolo de Puerto España, en junio de 1970, mediante el cual se congelaban las conversaciones por un lapso de doce años.

En diciembre de 1981, el gobierno de Venezuela anunció al gobierno de Guyana su decisión de no seguir aplicando el Protocolo de Puerto España, el cual cumplía los doce años el 18 de junio de 1982, en consecuencia la controversia vuelve a regirse por el Acuerdo de Ginebra y por los medios de solución pacífica de la Carta de las Naciones Unidas.

Desde 1982 hasta nuestros días, ambos países han continuado buscando salidas al problema sin llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas naciones.

Prof. José N. Vargas Ponce.

jose.vargasponce@hotmail.com

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “¡LA GUAYANA ESEQUIBA ES DE VENEZUELA!

  1. Luis

    Lic. PONCE lo felicito por la congruencia historica y la veracidad de los datos, hechos y documentos históricos que refiere, lo cual pone en evidencia la forma fraudulenta como el Reino Unido de Gran Bretaña ha usurpado historicamente por la fuerza violando el derecho internacional de la época, para luego mediante la usurpación y expoliación de los derechos territoriales de los legitimos dueños, ha colonizado erigiendo naciones ficticias basadas en el simple hecho de la dominación por la fuerza. Esto desde la etica catolica o protestante, igualmente se define como robo, recordemosle a la nación ANGLICANA y a los sucesores de los usurpadores, el mandamiento de la Ley de Dios que reza: “No robaras”.
    Por hechos como estos, desde el punto de vista espiritual, tienen la tierra que nos han robado, pero no un lugar en el Reino de los Cielos,…sino en el gran lago de fuego eterno llamado infierno. Hasta que la ira de Dios se revele contra sus injusticias. No obstante, esto debe seguir un proceso en el Comite de Descolonización de Naciones Unidas, que ojala obligue a los descendientes anglosajones de origen africano e hindu (porque ni en broma son escoceses, irlandeses o galeses) a devolvernos el territorio que no les pertenece…

  2. Alejandro

    “La reactualización del caso es aparentemente tardía; pero en realidad es una consecuencia de una de las condiciones acordadas por Estados Unidos e Inglaterra, en la cual se estipulaba que la documentación sobre la que se fundamentaría el Arbitraje debía permanecer secreta durante 50 años; es decir, hasta el año de 1949. ” Me gustaría conocer más sobre esto, ya que es un dato que no conocía! Cuál es la fuente?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s