BREVES CRONOLOGÍAS SOBRE LA UBICACIÓN DE SIMÓN BOLIVAR EN TIEMPO Y ESPACIO Parte 1

Estas crónicas tienen un objetivo básicamente historiográfico. Quiero ofrecer información que alimenten con rigurosidad histórica las conversaciones cotidianas que se hagan en torno a las dimensiones de tiempo y espacio de hechos que tuvieron como protagonista a Simón Bolívar. En el entendido de que cuando un hecho histórico no se ubica en estos parámetros (tiempo y espacio) o solo dentro de uno de ellos, se saca de contexto, en consecuencia se tuerce su interpretación. En el fondo, estas crónicas son una línea de tiempo de la vida del Libertador.

SIMÓN BOLÍVAR, NIÑEZ Y COMIENZO DE SU ADOLESCENCIA, DURANTE LOS AÑOS 1783 Y 1799

Esta crónica tiene como tiempo, finales del siglos XVIII, entre los años 1783 y 1799 y como espacio la colonial ciudad de Caracas. Simón Bolívar nace, el 24 de julio de 1783, cuando Caracas tenía unos 45 mil habitantes. Al nacer recibe de una amiga de su madre, cuidados maternales, es doña Inés Manceba de Miyares quien lo amamante durante algunos días. Luego, la negra Hipólita, su madre de pecho le atiende con gran dedicación todos sus caprichos, por eso Simón Bolívar durante toda su vida le profesará un explicable cariño. En ese tiempo reinaba en España Carlos III y desde 1777 las provincias venezolanas habían sido agregadas a una nueva organización, denominada Capitanía General de Venezuela, que se prolongó hasta la declaración de Independencia, el 5 de julio de 1811. A los tres años, Simón Bolívar, pierde a su padre, Don Juan Vicente Bolívar y Ponte, de 60 años; a los nueve, muere su madre, Doña Concepción Palacios y Blanco, de 32 años; y a los 10 años pierde a su abuelo materno y primer tutor, don Feliciano Palacios Sojo. En este contexto es obvio que Bolívar tuvo una infancia sin mayor afecto familiar, pues quedó huérfano antes de los diez años. Estos hechos y otros que le ocurrieron posteriormente contribuyeron indudablemente a macerar su recia personalidad; veamos cuales: quedó viudo a los veinte, perdió a su hermano en un naufragio, en 1810, y cuando inició sus incursiones en la guerra de independencia siendo jefe de la Plaza de Puerto Cabello durante la Primera República, la pierde; después de su famosa Campaña Admirable, en 1813 con la cual restablece el gobierno republicano, es derrotado por el realista José Tomás Boves, en 1814; vio perecer a gran parte de la población de su amada Caracas en la emigración a Oriente, en 1814; fue exiliado político en Nueva Granada, Jamaica y Haití, y no pudo reconquistar a su ciudad natal entre 1814 y 1821. Todos estos hechos, indudablemente contribuyeron a macerar su recia personalidad. Los primeros años de su vida, niñez y comienzo de la adolescencia, 1783-1797 (14 años), los vivió en su ciudad natal, Caracas, seguramente su estadía en Caracas la alternaba con frecuentes visitas a las haciendas familiares ubicadas en los valles de Aragua, del Tuy y Barlovento. A los 14 años ingresa a la Batallón de Milicias de Blanco de los valles de Aragua, de donde egresa en 1799, con el grado de Subteniente y con 15 años de edad; permaneció en esta localidad durante un lapso de 2 años (1797-1799). Era un adolescente en pleno proceso de formación intelectual y profesional y de desarrollo biológico y mental. Sin embargo, debe haber conocido muy de cerca las “Tentativas de Gual y España” de 1797, y la consecuente cruel pena de muerte de este último. Había vivido hechos muy dolorosos para cualquier ser humano como la muerte de su padre y de su madre.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s